Un policía asesinó a una chica de un balazo en la cabeza en medio de un operativo

La chica estuvo en coma desde el domingo a la noche y perdió la vida esta madrugada. Un cabo confesó que le disparó y hay ocho agentes detenidos.
martes, 18 de junio de 2019 · 09:26

"La joven baleada ha fallecido hace algunas horas", confirmó este martes por la mañana Luis De La Rua, fiscal general de la provincia de Santiago del Estero. "Son ocho policías detenidos: siete que estuvieron allí y otro que llevó a cabo el procedimiento.Se entiende que no actuaron como corresponde", agregó en diálogo con María O' Donnell en Radio Metro.

Silvia Maldonado tenía 17 años y era mamá de una chiquita de 2 y de un bebé de un mes. La adolescente estuvo internada en estado vegetativo luego de haber recibido un balazo en la frente durante un confuso procedimiento policial para detener a dos sospechosos de un robo en el barrio Gas del Estado de la capital de Santiago del Estero.

La tragedia de Silvia desató la furia de los vecinos frente a la comisaría local, el apartamiento de ocho agentes y la confesión del cabo 1° que disparó.

Este lunes se produjeron serios incidentes y una batalla campal entre familiares y amigos de Silvia, que exigían Justicia, y los policías de la seccional Quinta. Hubo destrozos, quemaron gomas y amenazaron con incendiar la comisaría.

“'Mirame bien a la cara, yo soy el que le metió el `cuetazo´ a tu hermana'”, contó al diario El Liberal la hermana de Silvia que le dijo el policía que baleó a la adolescente. Se trata del cabo 1° José Abraham, que está detenido y confesó ser el autor del disparo ante el fiscal Ramón Alfonzo.

 

La tragedia de Silvia comenzó apenas unas horas antes de haber recibido el balazo, a las 22.40 de este domingo. Fue cuando una vecina fue hasta la comisaría 5° del barrio Gas del Estado de la capital santiagueña a denunciar un robo en su casa: los ladrones se habían llevado una soldadora, un taladro y varias herramientas de plomería.

La mujer también contó que hubo alguien que reconoció a los ladrones y les dio sus nombres a los oficiales que le tomaron la denuncia: Felipe Farías -que sería el novio de la tía de la chica baleada- y un hombre apodado 'Malpa'.

Esta denuncia derivó en un allanamiento en el barrio Gas del Estado, más precisamente, en una propiedad de Teodoro Fels casi Eduardo Comay de la capital santiagueña, justo donde estaba Silvia. Hasta allí fue el cabo 1° Abraham junto a otros tres agentes.

Y cuando los policías llegaron para detener a los sospechosos se produjeron los incidentes con vecinos y familiares de Silvia. Los agentes empezaron a repeler a sus atacantes con balas de goma. Y también hubo disparos de arma de fuego. Uno de esos tiros hirió a la adolescente.

Según el relato de la hermana de Silvia al diario El Litoral, fue la chica quien atendió a los policías cuando llegaron a buscar a Farías hasta su propiedad: "Les pidió que les muestren la orden de allanamiento".

No se sabe qué pasó primero, si los policías tomaron de los pelos a Silvia y los vecinos les tiraron ladrillos o las escena fue al revés, lo cierto es que tras ese confuso episodio comenzaron los tiros. “Todo fue muy violento. El policía que le disparó me dijo: 'Mirame bien a la cara, yo soy el que le metió el `cuetazo´ a tu hermana'".

"Ellos la han agarrado de los pelos y mis vecinos para defenderla comenzaron a tirar ladrillazos", dijo la mamá de Silvia, Paola Morales. .

Fue en la esquina de su casa que se produjeron esos incidentes. "La policía hizo muchos disparos y uno de ellos le dio en la cabeza a mi hija", relató la mujer. A la chica le dieron un tiro en la frente y tiene muerte cerebral.

A Farías lo detuvieron y se lo llevaron a la comisaría. Mientras tanto, Silvia era trasladada de urgencia al Hospital Independencia para luego ser derivada hacia el Hospital Regional Ramón Carrillo.

La chica llegó con un balazo en la frente, en estado de coma y quedó alojada en la unidad de terapia intensiva, asistida por un respirador artificial. Los familiares contaron lo sucedido y que le había disparado la policía.

Policías demorados e incidentes

Ante esto, el fiscal Alfonso dispuso que todos los policías que habían actuado esa noche en el barrio Gas del Estado fueran demorados, entre ellos estaba Abraham, quien luego confesaría que fue quien disparó, según indicaron las fuentes a Clarín. Fueron ocho los separados en un primer momento.

Pero el caso no culminó allí. Este lunes después del mediodía, vecinos de Silvia del barrio Gas del Estado protestaron frente a la comisaría 5° por el brutal ataque que terminó con la adolescente en coma.

Los vecinos, amigos y familiares de Silvia pedían Justicia, pero el reclamo terminó con incidentes: lo que comenzó con una quema de gomas frente a la dependencia derivó en disturbios y hasta con una amenaza de quemar la comisaría 5°. Hubo balas de goma y gases para disuadir a los manifestantes.

Galería de fotos