Las víctimas de Cristian Aldana celebraron la condena: "No queremos más a estos machos impunes"

El músico de El Otro Yo fue sentenciado a 22 años de prisión por corrupción de menores. Las repercusiones tras el fallo.
viernes, 12 de julio de 2019 · 18:19

Ariell Carolina Luján levantó un puño y celebró la condena a 22 años de Cristian Aldana, el hombre que abusó de ella desde los 14 hasta los 17. A su alrededor, un grupo de mujeres festejaba la condena a 22 años que recibió el músico con un grito que entró en la historia: "¡Ya no nos callamos más!".

La querella contra el ex líder de la banda de rock El Otro Yo había pedido 35 años de prisión. Pero el Tribunal Oral Criminal N° 25 le dio finalmente una pena menor, aunque muy alta, que sobresale entre las causas previas por este tipo de delitos. "Me hubiera gustado que sean más años pero me voy satisfecha", comentó Ariell, de 29 años, la primera mujer en denunciar a Aldana.

"Los violadores y femicidas tendrían que estar en cana de por vida. Pero este caso sienta un precedente para abusos sexuales en la infancia y violencia de género. Más allá de lo personal, que no se va a reparar, ayuda para que otras personas puedan hablar sin vergüenza y sin culpa", dijo Luján, y agregó: "El caso expone el machismo, pero sienta un precedente en el ámbito del rock y resquebraja el lugar del ídolo. Tenemos que romper estos silencios obligatorios. No queremos más a estos machos impunes".

Felicitas Marafiotti contactó a Aldana en 2001 a través de un chat del grupo. Tenía también 14 años cuando lo conoció personalmente en una orgía. Tras la condena al músico, comentó: "Hace un año y dos meses que estábamos en juicio y queríamos que terminara ya. Estamos contentas con la sentencia. Tenía 14 años, pasaron muchos años. Yo era una fan de la banda. El estaba con menores de edad, abusaba sexualmente y la verdad que era un hecho que se veía en el ambiente".

Para esta mujer, que ahora tiene 31 años, "esto es un precedente y estoy muy feliz por las chicas. Socialmente es gigante, es histórico. Hay millones de casos con este músico y con otros. No es fácil denunciar. No la pasamos bien haciendo todo el proceso de llegar a hoy. Fue desgastante, pero tuvimos mucho apoyo. Ahora siento alivio".

Gabriela "Chiki" Conder, abogada feminista y querellante en representación de Ariell Carolina, consideró que se trató de un caso grave. "Las víctimas tenían 13, 14 ó 15 años y eran fans de su ídolo, pero se le terminó la impunidad. La sociedad tiene esta visión a veces, se termina eso. Esto va a mostrar que son niñas. Aldana dijo que había una relación de amor, pero eran violaciones. Son chicas, son niñas y se tiene que acabar el abuso sexual en la infancia cuando hay un ídolo del rock. Aldana es una persona totalmente cobarde que manipulaba niñas", remarcó tras el fallo de los jueces Rodolfo Bustos Lambert, Ana Dieta de Herrero y Rodolfo Goerner.

Los hechos discutidos durante el juicio contra Aldana ocurrieron entre 2003 y 2010. "Durante todo el proceso no hubo visión de género en muchos aspectos. La revictimización, la exposición de las víctimas, es muy duro, muy doloroso porque se reviven las situaciones de abuso. La táctica de la defensa fue hacer un juicio nulo. Desde el primer momento quisieron que el juicio no se diera. Aldana y la defensa oficial dijeron que había una nulidad por indefensión de Aldana", explicó Conder.

La abogada reveló que Aldana reconoció la relación que tuvo con Ariell, cuando ella tenía 14 años. Y dijo: "Pero desconoció haber tenido vínculos con las otras denunciantes. Aunque todos las conocían", subrayó, y agregó: "Este caso tiene que tener un impacto social. Tenemos que cuidar a nuestras niñas y niños. Estaba normalizado que los ídolos del rock estuvieran con chicas. Toda la banda El Otro Yo sabía esto. Acá vinieron a decir que no, pero todo el mundo sabía que Aldana tenía vínculos sexuales con niñas. Ellas eran sus privilegios".

Emocionada, Felicitas reflexionó sobre sus sensaciones cuando escuchó que el Tribunal condenaba a su abusador: "Tuve la sensación de esa nena que lloraba de emoción y la grande de 31 que abraza a esa nena, que no tenía la culpa de todo lo que le pasó".

Fuente: Infobae