Domiciliaria a la docente acusada de facilitar el abuso a una alumna

La profesora particular, de origen chileno, está sospechada de entregar a una niña para que su marido la abusara. El hombre, también educador, fue condenado por dos casos similares y ahora enfrenta una nueva causa.
martes, 16 de julio de 2019 · 09:44

La Justicia le otorgó ayer el beneficio de la prisión domiciliaria a la docente particular acusada de facilitar el abuso hacia una alumna de 10 años, a quien le daba clases en su casa de Villa Nueva, Guaymallén. La mujer, de origen chileno, fue detenida en mayo y la imputaron como partícipe necesaria del delito de abuso sexual gravemente ultrajante.

Su marido, quien también era educador, está preso como autor. Meses atrás, había sido condenado por dos hechos similares.

Este lunes, la mujer enfrentó una audiencia de prisión preventiva, en la que la defensa solicitó que su clienta deje la cárcel de Agua de las Avispas y pase a estar detenida en su vivienda.

La jueza María Alejandra Mauricio le dictó la prisión preventiva, tal como lo había pedido la fiscal de Delitos Contra la Integridad Virginia Rumbo, quien se encuentra subrogando a su par Darío Nora. No obstante, también hizo lugar al pedido del representante legal de la acusada para que la mujer cumpla la medida de coerción en la modalidad domiciliaria.

 

Este caso se conoció a fines del año pasado, cuando los padres de una ex alumna de la mujer radicaron la denuncia.

Según el expediente, debido a que la docente tenía una gran cantidad de alumnos, en ocasiones recibía la ayuda de su esposo para dar las clases de apoyo.

La investigación sostiene que, entre el 2011 y el 2013, la maestra le “facilitó” a su marido que quedara en soledad con la pequeña. Esta continuaba enseñándoles a varones, mientras él se llevaba a la planta alta a la niña para vejarla. Incluso, se cree que ella le hacía de “campana” para que nadie lo interrumpiera o lo descubriera.

La razón por la que se iniciaron las sospechas contra la mujer fue porque ella estaba a cargo de la víctima. Por eso, se cree que tenía conocimiento de los actos que, aparentemente, el hombre cometió contra la criatura.

Tras dictarle la prisión preventiva a la mujer, se espera que en los próximos meses se dé por finalizada la investigación y la causa sea elevada a juicio. En caso de que así sea, un Tribunal Penal Colegiado deberá determinar la culpabilidad, tanto de la profesora como de su marido.

Condena previa

A comienzos del 2017, el profesor particular fue detenido luego de ser denunciado por los progenitores de dos niñas, que en ese momento tenían 9 años, que asistían a clases en su domicilio del barrio Unimev.

Al parecer, los padres de las criaturas empezaron a sospechar que sus hijas eran vejadas, a través de una serie de indicadores, entre ellos, que estas se negaban a tomar las lecciones con el docente guaymallino.

Por esa razón, comenzaron a preguntarles a las pequeñas cuál era la razón por la que no querían asistir a clases hasta que les relataron que el profesor abusaba de ellas cuando iban a tomar las lecciones particulares.

Según se determinó, el hombre las llevaba a la planta alta de su propiedad y las accedía carnalmente mientras su esposa se quedaba en la planta baja con los demás alumnos. Si bien los hechos fueron similares al denunciado el año pasado, en los mismos no surgió una presunta participación de la mujer.

Luego de que los padres acudieron a la Justicia, se les hicieron los peritajes correspondientes a las víctimas, los cuales fueron positivos.

La instrucción, que lideró la fiscal Virginia Rumbo, finalizó a principios de este año y el juicio oral comenzó en abril. El mismo culminó el miércoles 8, cuando el conjuez Mauricio Juan lo sentenció a 18 años de prisión por los delitos de abuso sexual agravado por el acceso carnal en concurso real con abuso gravemente ultrajante y corrupción de menores.

Ahora, el hombre arriesga una nueva pena de entre 4 y 10 años, según lo establece el segundo párrafo del artículo 119 del Código Penal.

 

El sol

Otras Noticias