Alertó que estaba siendo secuestrada y desapareció

Daniela Ramírez desapareció el 19 de mayo después de decirle a un amigo a través de WhatsApp que el taxi en el que viajaba se había desviado. Hace algunos días encontraron un cuerpo y, aunque todavía restan realizar algunas pericias, la familia confirmó que se trata de la joven de 18 años.
sábado, 20 de julio de 2019 · 11:15

El 19 de mayo por la noche, Daniel Ramírez estaba por encontrarse con unos amigos para salir después de trabajar en una pizzería en la ciudad Xohimilco de México. La joven de 18 años pidió un taxi, pero en el medio del viaje empezó a notar que el conductor se estaba desviando. Durante 15 minutos Daniela pidió ayuda a uno de los amigos con los que se iba a encontrar, relatando qué era lo que estaba sucediendo.

La adolescente contó que la estaba secuestrando y llevando a Tialpan. En un determinado momento, la joven dejó de responder los mensajes y no se supo más nada de ella. La joven volvió a pedirle ayuda a su amigo, pero éste no supo que hacer: "¿cómo te ayudo? No he llegado a mi casa", escribió.

Diez minutos más tarde, Daniela dijo que estaba en el pueblo Parres El Guarda y preguntó a su amigo dónde estaba ese lugar, él contestó que se encontraba pasando San Miguel Topilejo. En otro mensaje la joven dijo que estaba pasando el Ajusco. Fue entonces que su amigo le sugirió llamar a la policía, pero Daniela no supo cómo reaccionar y le volvió a pedir ayuda a los pocos minutos. Poco tiempo después, la joven dejó de contestar.

Al ver que Daniela no volvía a su casa, su mamá fue a la pizzería en la que trabajaba y preguntó por su hija, ahí el amigo que recibió los mensajes le contó lo último que habían hablado. Margot Ortiz, mamá de la joven, denunció la desaparición de Daniela y mostró los mensajes de Whatsapp.

Un mes y medio después, las autoridades encontraron huesos, braquets, unas botas cafés y un vestido naranja que, según familiares, llevaba puestos el día de su desaparición. Sin embargo, no encontraron nada que pudiera identificar el cuerpo de la joven. Los familiares reconocieron la ropa y los braquets que tenía. Para ellos no hay dudas de que Daniela fue asesinada. Sin embargo, la Justicia informó que para poder identificarla y realizar los estudios de ADN faltan al menos quince días.