Enfermera fue sedada y violada por su novio y un amigo

La víctima había ido a la casa de su pareja, después salir de trabajar en una clínica. Los hombres la dejaron tirada en la calle tras abusar de ella en Neuquén.
miércoles, 27 de mayo de 2020 · 09:01

Una enfermera de 27 años fue sedada y violada por su novio y un amigo en Neuquén capital y, luego, dejada tirada en la calle desnuda. La joven fue encontrada por la policía, acostada en el piso, en posición fetal, en la vía pública. Los dos sospechosos fueron detenidos y luego liberados.

Según denunció la víctima, el domingo pasado por la noche había salido de trabajar de la clínica y se dirigió a la casa de su novio en la toma Almafuerte. Desde allí, se fueron a la vivienda de un amigo para tomar cervezas. A los pocos minutos comenzó a sentirse mareada y que se le dormían los brazos y las piernas. Posteriormente perdió la conciencia y, según reveló, recuerda apenas tres pequeños momentos en los que se despertó.

En el primero de ellos descubrió que estaba totalmente desnuda en una cama. Más tarde logró despertarse nuevamente y vio al amigo de su novio, también desvestido, acostado a su lado y recordó que le dijo que se quedara tranquila. Por último, logró despertarse por un instante cuando la estaban arrastrando por la calle hasta que la abandonaron.

En el relato de la víctima, los hombres le advirtieron que no hablara con la Policía al momento de dejarla en la vereda.

Fue justamente un móvil de la fuerza de seguridad, que hacía una ronda por el lugar, el que la encontró tirada en posición fetal, sin ropa. Inmediatamente dieron aviso a una ambulancia y la cubrieron con una manta, informó La Mañana de Neuquén.

La mujer fue atendida en el hospital Horacio Heller y las pericias comprobaron que había sufrido un abuso sin resistencia por el sedante.

Tras el procedimiento, los dos hombres fueron detenidos a disposición de la fiscalía, que con los elementos reunidos se aprestaba para acusarlos, pero surgió un inconveniente: tuvieron que suspender la audiencia porque la joven admitió que no estaba segura de cuál de los dos había abusado de ella y por eso los liberaron.

Se aguardan pericias clave de ADN, una toxicológica para establecer con qué tipo de sustancia la sedaron. A esto se sumará el relato de las personas que la asistieron, policías y personal de salud. Mientras tanto, los sospechosos esperan en libertad. (Fuent. Minuto Uno)