El padre de Ludmila Pretti dijo estar "más tranquilo" tras la detención del presunto autor del femicidio

Leandro Pretti habló antes de dar el último adios a su hija. "Estoy muy agradecido de que lo detuvieron rápido, ahora es momento de despedir a mi hija", aseguró y contó también que no conocía al sospechoso.
martes, 8 de septiembre de 2020 · 11:30

 

Leandro, el papá de Ludmila Pretti, la adolescente de 14 años encontrada asesinada en una casa de la localidad boanerense de Francisco Álvarez, dijo este martes que está "más tranquilo" tras conocer que detuvieron al principal sospechoso del femicidio.

"Estoy muy agradecido de que lo detuvieron rápido, ahora es momento de despedir a mi hija", dijo el hombre en la puerta del velatorio donde darán el último adios. Además, dijo que no conocía al principal sospechoso.

Cristian Adrián Jerez, de 19 años, se había fugado de la comisaría este lunes con la excusa de que iba a buscar su documento, pero no regresó. Leandro dijo que luego de la fuga, el hombre subió a sus redes sociales una imagen que indicaba que estaba "en Gregorio de Laferrere".

Leandro había cruzado unas palabras con Jerez en la puerta de la comisaría. "El que se fugó estuvo hablando conmigo, me vio a la cara, dijo que iba a buscar el documento y no volvió nunca más, no lo tendrían que haber dejado salir", contó.

Jerez fue detenido en la madrugada de este martes luego de un operativo realizado por efectivos de la Dirección Departamental de Investigaciones (DDI) de Moreno y de la división Búsqueda de Prófugos de la Policía Federal. Fue capturaron en la zona de La Reja, en una zona de descampados cercana a un arroyo, luego de que obtuvieran la geolocalización de su celular.

Familiares y amigos de Ludmila despiden sus restos este martes por la mañana en una casa velatoria en Francisco Álvarez.

Ludmila fue asesinada entre las 6:30 y las 11 del domingo, luego de asistir a una reunión con unos amigos el sábado por la noche en la casa de Jerez. Los primeros datos de la autopsia arrojaron que fue asfixiada con su propia bufanda.

La joven había sido denunciada como desaparecida por su familia el domingo, cuando no regresó a su casa tras pasar la noche anterior con amigos en una reunión en una vivienda de la zona. Según lo que pudieron reconstruir los investigadores, Ludmila había ido con un amigo y una amiga a la casa de Jerez, un primo de ésta última, donde fue hallada luego asesinada.

El femicidio de la adolescente provocó la reacción de sus familiares, amigos y vecinos, quienes ayer marcharon hasta la puerta de la comisaría local para pedir justicia y la detención del culpable y provocaron algunos incidentes, por lo que la dependencia fue rodeada por la policía.