Politica Nacional

Massa toma distancia de Scioli: “La gente no quiere continuidad”

Expresó que el candidato oficialista “tiene que dejar de ser empleado de Cristina”. Confirman contactos entre dirigentes de su espacio y el macrismo.
miércoles, 28 de octubre de 2015 · 10:34

Sergio Massa reapareció ayer en los medios de comunicación luego de quedar tercero en las elecciones presidenciales y de cosechar 5,2 millones de votos. Aunque negó que haya mantenido conversaciones con Mauricio Macri y Daniel Scioli, los dos protagonistas del balotaje del 22 de noviembre, el líder del Frente Renovador (FR) se mostró extremadamente crítico con el candidato del Frente para la Victoria (FpV) y le lanzó algunos guiños al postulante de Cambiemos. 

Dos frases que Massa disparó ayer dieron indicios sobre su inminente decisión política. "El domingo la gente dijo que no quiere continuidad”, fue la primera declaración, la cual cayó de maravillas en el comando de campaña de Cambiemos. 

Consultado sobre si cree que Scioli podrá llevar adelante la agenda programática que hoy presentará UNA para condicionar el apoyo al líder del Pro o al gobernador bonaerense, Massa respondió que "para garantizar esto tiene que animarse a sacarse de encima al kirchnerismo”, algo que consideró que el gobernador bonaerense no va a poder lograr.

"Tiene que dejar de ser empleado de Cristina y animarse a ser el líder de su espacio. Si te portás como alfombra, no te quejés si te pisan”, remató el diputado. 

Pero después semejantes declaraciones Massa evitó tomar partido. "Sería muy irrespetuoso fijar posición (sobre el apoyo a uno de los dos candidatos que siguen en carrera) sin hablarlo con los integrantes del espacio”, dijo Massa, quien hoy tendrá una reunión en esta ciudad (en el hotel Hilton) con las principales espadas de UNA: el gobernador cordobés José Manuel de la Sota, el ex ministro de Economía Roberto Lavagna, el ex gobernador bonaerense Felipe Solá, y con los legisladores e intendentes del Frente Renovador y el delasotismo. 

Por su parte, Macri se mostró confiado en poder coincidir con la agenda programática que Massa dará a conocer. "Estamos hablando con Sergio (Massa). Hay vocación de acordar políticas, de buscar coincidencias. Se viene una Argentina distinta. El 22 de noviembre la gente me va a dar la oportunidad de servirlos, de resolver sus problemas”, aseveró el Jefe de Gobierno porteño en declaraciones al programa AM que emite Telefé. 

Vínculo

La relación de Macri y Massa pasa por estas horas por un momento de distensión luego de los fuertes contrapuntos que tuvieron en las tres últimas semanas previas a los comicios del pasado domingo. El porteño y el tigrense ya no tienen de por medio aquello que los separaba: el ingreso de uno de los dos al balotaje. 

Fuentes del Frente Renovador afirman que la dirigencia sigue dividida pero que Massa ya tiene una decisión en su mente. Hay algunos integrantes de la mesa chica del partido que quieren apoyar a Scioli y ratificar su fe peronista.

Es el caso del presidente del bloque de diputados, Alberto Roberti. Pero la posición mayoritaria se inclina por acordar con el macrismo. Esto es lo que piensan los intendentes del massismo de la provincia de Buenos Aires ya que deberán convivir con la gobernadora electa María Eugenia Vidal (Cambiemos). 

A cambio de un acuerdo de gobernabilidad de estos territorios massistas, el ex candidato presidencial le puede ofrecer tanto a Macri como a Vidal una buena cantidad de legisladores provinciales y nacionales que serán determinantes para que funcionen el Congreso -en caso de que Macri llegue a la Casa Rosada- y la Legislatura bonaerense. 

Este mismo marco de acuerdos de gobernabilidad no se podría dar con el Frente por la Victoria porque Massa no confía en Scioli. Ayer, en el programa de radio de Jorge Lanata por radio Mitre recordó: "Scioli me dijo en la cara en 2013 que le tenía miedo al kirchnerismo cuando quería ir junto conmigo.

La noche anterior al cierre de listas me dijo que tenía miedo”. Más tarde, al canal América le reprochó a Scioli no haberle pedido disculpas a su familia luego del robo que sufrió el matrimonio de Massa y Malena Galmarini en plena campaña de 2013. "Hace dos años que no hablo con Scioli”, admitió para enfatizar que sigue con sangre en el ojo. 

La UCR, el nexo que festejó su crecimiento

Los contactos de Massa y Macri -que ayer el diputado negó- fueron confirmados por dirigentes radicales que impulsaron una gran primaria opositora entre ambos, como los senadores Gerardo Morales (electo el domingo gobernador de Jujuy) y Laura Montero (vicegobernadora electa de Mendoza).

Ambos mantuvieron charlas telefónicas con Massa y se quedaron con la impresión de que el líder del Frente Renovador "de ningún modo puede acordar con Scioli”. "Yo no lo veo haciendo eso”, dijo el jujeño y agregó que entre Massa y Macri "ya hay diálogo, hay algo concreto”. 

El radicalismo nacional brindó ayer por la tarde una conferencia en la sede del Comité Nacional. Allí, el presidente del partido, Ernesto Sanz, rodeado por las caras más conocidas de la fuerza afirmó que "la UCR ya está trabajando para que la fórmula de Mauricio Macri y Gabriela Michetti gane el balotaje”. Sanz puso en valor el volumen territorial de su fuerza tras los comicios de este año y le mandó un mensaje a sus socios en Cambiemos, los macristas, de cara a un posible cogobierno. 

La UCR tendrá desde diciembre un 33% más de intendentes (446), 3 gobernaciones, 2 vicegobernaciones y seguirá siendo la primera fuerza no peronista en el Congreso. 

Sanz confirmó que su partido está tejiendo puentes con Massa y con Margarita Stolbizer de cara al balotaje. "Sus votantes también se expresaron por el cambio”, dijo.

Por su parte, el intendente de Córdoba, Ramón Mestre, afirmó que la UCR "le aportará a Cambiemos la lucha por la justicia social” y el reelecto diputado Mario Negri sostuvo que la UCR tendrá un rol clave en el Congreso. "Ya no habrá más escribanía”, dijo.