Caso Hotesur

Sobrina de Cristina quiere que aparten a dos camaristas

Romina Mercado es la cabeza de Hotesur, la sociedad investigada por Bonadío. Los recusados deben decidir si ese juez continúa.
sábado, 25 de abril de 2015 · 12:45

La sobrina de la Presidenta de la Nación y jefa de la empresa Hotesur, Romina Mercado, pidió el apartamiento de dos magistrados de la Cámara Federal de Casación Penal que deben resolver si el juez Claudio Bonadío sigue investigando, o no, presuntas irregularidades en esa sociedad.

En un escrito que presentó su abogado, Carlos Beraldi, Mercado planteó que los camaristas de la Sala I del máximo tribunal penal del país, Gustavo Hornos y Luis María Cabral, no pueden intervenir más en la causa porque, sostuvo, habrían incurrido en "prejuzgamiento” al filtrarse a la prensa sus supuestos votos a favor de Bonadío.

También consideró que el adelanto en algunos diarios de las posibles decisiones de Hornos y Cabral acarrearía una posible "nulidad” pues violaría el principio procesal de que "la deliberación de los jueces antes de dictar sentencia, debe ser secreta”.

La Sala I de Casación, integrada por los jueces Hornos, Cabral y Ana María Figueroa, tiene pendiente resolver si confirma o aparta a Bonadío del expediente en que se investigan presuntas irregularidades en Hotesur, que administra el hotel Alto Calafate, perteneciente a Cristina Fernández.
Mercado pidió el apartamiento de Bonadío y la fiscal de la Cámara, Gabriela Baigún, se sumó a esa solicitud.

Tanto la defensa como la Fiscalía señalaron que hay temor de pérdida de parcialidad por parte del juez para investigar el caso.

La empresa Hotesur pertenece a la presidenta Fernández de Kirchner y su familia, y el juez Bonadío investiga la falta de entrega de balances de parte del hotel Alto Calafate, uno de los emprendimientos que administraba la compañía.

Alto Calafate fue contratada por Austral Construcciones, empresa del ultrakirchnerista Lázaro Báez, para ocupar habitaciones que nunca fueron utilizadas, por lo que se sospecha que pudo haber lavado de dinero.