Economia

Impuestos: qué piensan hacer los candidatos

Las propuestas que tienen los equipos de los diferentes partidos que pueden hacerse cargo del Gobierno Nacional en diciembre.
domingo, 12 de julio de 2015 · 19:05

La presión impositiva hoy es récord histórico. Por cada $ 100 que se producen en el país, el Estado se apropia de 38. Empresas, profesionales, trabajadores, ceden al fisco casi 4 de cada 10 pesos que generan. La asfixia que esa presión produce (cuando no se ve compensada por servicios de calidad) es uno de los principales problemas de la economía.

Le quita competitividad e inversiones además de restringir el consumo y ahorro de los individuos, claro. pero el tema no está mayormente en los discursos de los candidatos. Sin embargo, los técnicos de Scioli, Macri y Massa aseguran que Ganancias y retenciones están en las agendas que ya discuten los tres candidatos con más chances de llegar a la Casa Rosada.

Según cálculos del Iaraf, la presión impositiva hoy es del 35% del PBI, sumando Nación, provincias y municipios. Pero si se le agrega el impuesto inflacionario, trepa hasta el 38%.

"Una presión del 35% es adecuada para el nivel de desarrollo de la Argentina”, dice Santiago Montoya, ex titular del ente recaudador de la provincia de Buenos Aires y asesor de Scioli, precisamente, en temas de impuestos.

Montoya dice que el objetivo del sciolismo es trabajar en dos líneas. "Creo que hay que sustituir el impuesto a las Ganancias por un impuesto a los Ingresos. No puede ser que se grave las ganancias de las empresas, que entonces toman el impuesto como un costo y lo trasladan al consumidor como mayores precios. Hay que gravar a los dueños de la renta, a los ricos, a los que se esconden atrás de los balances de las empresas para no pagar. En Estados Unidos, la cuna del capitalismo, el 45% de los ingresos fiscales son del impuestos al stock o al flujo de riqueza de las personas”.

Ganancias es una de las banderas de Sergio Massa, "A partir del 1 de enero del año que viene, trabajadores y docentes no pagan más Ganancias”, prometió el candidato, en tono de campaña. "Es un impuesto que nació para la ganancia, pero el salario no es ganancia, es remuneración. La ganancia está gravada; la remuneración no puede estar gravada”, explicó. Para compensar la pérdida de recaudación por la eliminación del gravamen, apunta a impuestos al juego y a la renta financiera.

"Ganancias representa una recaudación de unos $ 10.000 millones por año -explica Martín Redrado, del equipo del Frente Renovador-. Pensamos en gravar a la renta financiera. No al plazo fijo sino a la ganancia de cuando comprás una empresa en 10 y la vendés en 20. Para las que cotizan en Bolsa y las que no. Se pueden recaudar $ 15.000 millones”.

El contendiente en las PASO de Massa, José Manuel de la Sota, también apunta a Ganancias. Nadín Argañaraz, asesor del gobernador cordobés, presentó una propuesta de reforma de ese impuesto a las personas físicas.

La base de su planteo es la creación de una Unidad de Cuenta Tributaria, "la unidad de medida general en base al cual se establezcan los parámetros de cálculo de todos los impuestos nacionales en lo que se refiere a mínimos, deducciones, tramos de escala, etc.”, explica. "Este sistema está vigente no solamente en países desarrollados sino en varios países latinoamericanos y permite que, con su sola modificación, se actualicen los parámetros de todo el sistema tributario”, agrega.

"En general, la presión impositiva en la Argentina es altísima. La idea es bajar impuestos”, define Federico Sturzenegger, economista del PRO. "Uno piensa en el mediano plazo. Cuando la mejor administración permita ir reduciéndolos, los impuestos irán cayendo gradualmente”, añade.

Sobre Ganancias, recuerda el economista, "Mauricio ha dicho que no puede ser que la inflación te fije quién paga y quién no paga. Hay que pensar en la actualización, en recuperar progresividad”. Pero sobre el tema no hay un acuerdo definitivo entre los técnicos del PRO, según reconoció en un seminario de IDEA, esta semana, el economista Miguel Braun, vicepresidente de la Fundación Pensar, y uno de los que está trabajando sobre el tema.

"Tenemos una presión fiscal adecuada pero el problema principal es poder bajar el gasto público y porque poseemos un Estado elefanteásico”, añadió el economista en ese encuentro, marcando un matiz respecto a su colega.

Macri, añade Sturzenegger, "fue muy específico respecto de que el impuesto inflacionario va a bajar. También se reducirán las retenciones. Ésas son las decisiones sobre por dónde arrancar”.

En IDEA, Braun hizo un planteo similar: propuso "eliminar el impuesto inflacionario”, así como una reducción de las retenciones, pero "sin afectar la sustentabilidad fiscal”. Añadió que debía trabajarse en la "devolución instantánea” del IVA a exportadores, que hoy sufren "costos financieros” por los retrasos de la AFIP.

Las retenciones son un tema también central en los planteos del Frente para la Victoria y el Frente Renovador. "Se deben reducir o eliminar las que pesan sobre las exportaciones de las economías regionales -dice Montoya-. Esas economías es lo primero que tenemos que atender, son prioritarias para nosotros”. Al respecto, Miguel Bein, un economista clave en el equipo de Scioli, ya lo ha dejado claro: eliminando los subsidios a la electricidad se puede financiar la compensación de las retenciones de las economías regionales, el trigo y el maíz.

El planteo es similar al del equipo de Massa. "Cero retenciones a todos los productos regionales, al trigo y al maíz. Sólo nos quedamos con las retenciones a las soja, en un 35%, además de eliminar todo tipo de restricción a las exportaciones, de los ROE”, define Redrado.