Politica Nacional

Macri dijo que si es presidente, le pedirá la renuncia a Vanoli

El candidato de Cambiemos afirmó que el titular del Banco Central “no reúne los requisitos para ese cargo”, al igual que Gils Carbó
viernes, 14 de agosto de 2015 · 10:22

Buenos Aires. El candidato presidencial por el frente Cambiemos, Mauricio Macri, afirmó ayer que si llega al gobierno buscará desplazar de sus cargos al titular del Banco Central, Alejandro Vanoli, y a la Procuradora General de la Nación, Alejandra Gils Carbó, en tanto ratificó que eliminará el cepo y que el mercado "va a fijar” el tipo de cambio.

"El presidente del BCRA tendría que tener la dignidad de presentar la renuncia si soy presidente. Debería presentar su renuncia porque no reúne los requisitos profesionales para ese cargo, lo mismo con la procuradora Gils Carbó”, dijo Macri ante 600 empresarios en el Hotel Alvear.

El jefe de Gobierno porteño participó de un almuerzo organizado por el Consejo Interamericano del Comercio y la Producción (CICYP) a donde fue acompañado por el senador Diego Santilli y el diputado Federico Pinedo del Pro, y por los radicales Enrique (Coti) Nosiglia, Oscar Aguad, y Mario Negri.

Macri anticipó que recurrirá a la "presión de la opinión pública” para que renuncien ambos funcionarios en caso llegar a la Casa Rosada y que en todo caso pedirá "los instrumentos necesarios al Congreso” para desplazarlos.

En un diálogo breve con la prensa, consultado por DyN sobre cuándo eliminaría el cepo cambiario si gana las elecciones, respondió: "Espero al 10 de diciembre”.

En esa misma línea, argumentó que lo podrá hacer porque "los mercados se van a sobregirar en la positiva al ver que triunfó el cambio”.

"Por el contrario, espero que no entren tantos dólares que aprecien el tipo de cambio”, exageró el candidato presidencial opositor.

Al ser consultado sobre el valor del dólar en su gestión señaló que "el mercado lo va a fijar”, y volvió a señalar que volvería a la anterior carta orgánica del BCRA, que le asigna a la entidad la función exclusiva de conservar el valor de la moneda.

En tal sentido, dijo que en una eventual gestión tendría "un Banco Central independiente y todos vamos a volver a invertir en nuestra moneda”. "La madre del atraso cambiario es la inflación. En menos de dos años tenemos que bajar la inflación a un dígito y a partir ahí trabajar una agenda de productividad que nos llevará a producir más y mejor, y en ese equilibrio, veremos lo que dice el flujo del mercado”, dijo.

Por otro lado Macri volvió de descartar un acuerdo electoral con el postulante del Frente Renovador, Sergio Massa, con vistas a las elecciones generales de octubre, al sentenciar que "las PASO son el primer tiempo de un partido. No se puede cambiar ni mezclar el equipo en el segundo tiempo. Eso no implica que no se dialogue”, añadió.

Luego, al referirse al problema del narcotráfico, el jefe del Pro aprovechó para rozar a Massa: "Esto me lo anticipó hace ocho años (el ex presidente de Colombia, Alvaro) Uribe en una charla que tuvimos. Me advirtió que los jefes de los cárteles se estaban yendo a vivir a Argentina a un lugar llamado Delta ‘algo’”, al aludir al Nordelta del municipio de Tigre.

"El narcotráfico se explica por los altísimos niveles de corrupción. Pensar que es solo por la corrupción de las fuerzas de seguridad es simplificar el tema. Es parte de la dirigencia política y del sector judicial”, señaló. Finalmente opinó que "la ley del arrepentido es la ley fundamental que debe estar el 10 de diciembre” entre las herramientas para luchar contra el narcotráfico.

 

Elogios a los Rodríguez Saá y al "otro país” de San Luis

El candidato presidencial del frente Cambiemos, Mauricio Macri, destacó la gestión de los hermanos Adolfo y Alberto Rodríguez Saá en San Luis y aseguró que es una provincia "excelentemente administrada” y que parece "otro país”.

En medio de la polémica por las inundaciones en la provincia de Buenos Aires, Macri comparó San Luis -hoy administrada por el gobernador Claudio Poggi- con la gestión bonaerense de Daniel Scioli, a la que calificó como "el otro extremo, la mala administración” por la falta de obras e inversión planificada en el presupuesto anual. En este sentido, reconoció que "la única provincia por excelencia en Argentina, excelente administrada, es San Luis, que ha llegado a tener permanentemente inversiones de más del 50 (por ciento del presupuesto)”.

"Por eso uno entra a San Luis, y dice ‘esto es otro país’, autopistas iluminadas y todas las cosas que cuentan los Rodríguez Saá y que son ciertas”, agregó el referente del Pro en un reportaje con radio Mitre.