Economia

El Gobierno achica a la mitad el envío de remesas al exterior

Es el dinero que se manda en concepto de ayuda familiar y, aunque no son grandes montos, se pasó de poder enviar $ 6.000 por mes a $ 3.000. Por el tipo de cambio, menos gente utiliza el servicio
jueves, 6 de agosto de 2015 · 10:07

En el último mes, por disposición del Gobierno nacional, Western Union restringió el monto de los giros de remesas a todo el mundo. Hasta junio, una persona podía enviar por día 6 mil pesos y en marzo, cerca de 20.000 pesos argentinos. Hoy sólo puede girar 3 mil pesos por mes.

Esta información fue corroborada por los empleados de tres sucursales de la compañía internacional ubicadas en Mendoza.
Además, desde uno de los locales mencionaron que -además de que se limitaron las cantidades permitidas que se pueden enviar a otras partes del mundo- también cayeron los envíos de remesas por esta vía. Respecto decomienzos de año, la baja ha sido casi del 50%.

Según confirmaron, "la disminución de personas que ingresan a la empresa para recibir o enviar dinero se ha ido notando a medida que el Estado ha disminuido el monto de envíos”. Remarcaron, además, "que esto puede ser una de las explicaciones de por qué cada vez se va menos dinero por esta vía”.

Asimismo, los analistas remarcaron que el tipo de cambio no incentiva los envíos de remesas familiares, por el efecto de la depreciación del tipo de cambio, debido a que dichos recursos se pagan en pesos.

Recordemos que el cambio oficial se ha visto estancado, mientras que blue está creciendo de manera insostenible y, según prevén los economistas consultados por Los Andes, continuará por esta vía hasta -por lo menos- el próximo domingo que son las PASO y las elecciones presidenciales.

Finalmente, y con respecto a la limitación del Gobierno en relación a la cantidad de dinero, el economista de Evaluecon, José Vargas, advirtió que la cantidad de personas que envían remesas para ayuda familiar seguramente se ha estancado en el mercado formal y no así en el informal.

Al igual que el dólar tiene su vía por la cual cotiza más alto, también está la posibilidad de que los mendocinos reciban o envíen dinero sin tantos controles. En este sentido, Vargas explicó: "Son cada vez más los que eligen este método porque se evitan los controles gubernamentales y hay mayor cupo para enviar y recibir dinero”.

Más controles al cepo

Consultados sobre las medidas que condicionan los giros de divisas al exterior, diversos economistas señalaron que esto se da en un contexto de mayores controles a las reservas del Banco Central de la República Argentina, las cuales han ido disminuyendo.
A pesar de que el envío de remesas está estipulado como pequeños giros en concepto de "ayuda familiar”, la duda sobre por qué se ha limitado la cantidad de pesos genera aún más controversia.

Sin embargo, Daniel Garro, economista de Value International Group, puntualizó que la explicación es simple: "El Gobierno no permite prácticamente que haya salida de remesas de divisas al exterior porque, al existir control de cambios con cepo incluido, los únicos dólares que saldrían como remesas serían fondeados desde las reservas del BCRA. Y como las reservas son muy bajas (no es verdad que tenga U$S 34.000 millones, las netas no pasan de los U$S 11.000 millones), no le alcanzaría para poder cubrir todos los pedidos (importaciones, pago de deuda pública, remesas hacia el exterior, dólar ahorro, etc.)”.

Coincidió con este panorama, Rodrigo González, economista de la Fundación Ideal, quien señaló que a pesar de que es muy bajo el monto de dólares que se puede ir por remesas familiares, en la actual circunstancia de bajas reservas del BCRA, el Ejecutivo busca cerrar todos los grifos posibles por donde se pueden ir los dólares.

De hecho, señaló el analista, que durante el último tiempo, la presidenta Cristina Fernández de Kirchner ha limitado los giros de utilidades, las importaciones, los giros que realizan las empresas a sus exportadores, remesas, entre otras.

De este modo, "lo que consigue es evitar mayores salidas”, precisó González, al tiempo que agregó, que hasta el momento la única canilla que ha quedado abierta es la del dólar ahorro. Sin embargo, señaló que esto es una cuestión circunstancial para dejar "contenta” a la clase media hasta, por lo menos, después de las elecciones. "Luego de esto es muy probable que el Gobierno electo lo limite o lo detenga porque es irrisorio que se mantenga”. Con respecto a esto último, Vargas, economista de Evaluecon, agregó que la flexibilización de la compra de dólar ahorro se da en el contexto de que no se dispare más la cotización del "blue”.

Por otro lado, al igual que sus colegas, Vargas concordó en que el Gobierno -con esta medida- lo que busca es evitar la fuga de divisas. "En la práctica no es la metodología pero es tal la necesidad de este gobierno y tan grande el cepo que ha restringido todas las canillas por donde se pueden ir dólares”, señaló.

Finalmente, Garro sentenció que la única solución a todas estas eventualidades sería liberar el mercado cambiario, que el BCRA sea eventualmente un participante más, comprando y vendiendo divisas en el mercado, y en el mediano y largo plazo se lograría de este modo estabilizar el tipo de cambio y sólo se movería en función de la oferta y demanda por el comercio exterior.