Arroyo Salgado reiteró que a Nisman lo mataron y volvió a criticar a Fein

"Tenemos muchas pruebas de que esto es un homicidio y casi ninguna de que fue un suicidio", dijo la exmujer del fiscal tras la nueva pericia
martes, 8 de septiembre de 2015 · 11:16

La ex mujer de Alberto Nisman, la jueza federal Sandra Arroyo Salgado, insistió hoy con que al ex titular de la UFI-AMIA "lo mataron", en base a la nueva pericia que realizó la Justicia sobre el arma con la que murió el fiscal, aunque advirtió que esos resultados "no están agregados al expediente".

La pericia en Salta indicó que la pistola con la que murió Nisman dejó restos de una combinación de bario, plomo y antimonio, pero desde la Fiscalía a cargo de la investigación relativizaron esos resultados por las condiciones medioambientales en las que se realizó el examen.

Asimismo, Arroyo Salgado volvió a criticar a la fiscal Viviana Fein por los tiempos en los que se realizó esa medida de prueba, al tiempo que consideró que, en caso de que se determine que la utilización de la pistola deja rastros de pólvora, "estamos ante una prueba concluyente".

"El informe de esta prueba realizado en Salta todavía no está agregado al expediente y no tengo conocimiento de que haya llegado a la fiscalía, es una filtración más en el marco de la investigación, por lo que no puedo referirme al informe en sí", comenzó diciendo la jueza federal de San Isidro y ex mujer de Nisman en una extensa entrevista brindada a radio Mitre.

Arroyo Salgado, querellante en la causa en representación de las dos hijas que tuvo con el fallecido fiscal, recordó además que "en el análisis de las manos y brazos" de Nisman "no había rastros de pólvora", a lo que sumó que sus peritos de parte le aseguraron que "en un 100% de los casos con disparo de una Bersa calibre 22 deja rastros en la mano de quien ejecutó el disparo".

En ese sentido, insistió en su hipótesis de que "a Nisman lo mataron" y agregó que "ahora esta prueba, en caso de que así se haya concluido, viene a confirmar con certeza que en el 100 por ciento de los casos deja rastros de pólvora; para nosotros es una prueba concluyente".

Por otra parte, se quejó de que hubo que "esperar ocho meses para que la fiscalía se decidiera a dar curso a esta medida" y pidió a "la Corte que, como cabeza del Poder Judicial, ponga las cosas en su lugar".