Justicia Argentina

Arroyo Salgado: "Debí recusar a Fein en cuanto dijo que en las manos de Nisman no había pólvora"

La jueza cuestionó la "falta de objetividad en la investigación" y dijo que desde un principio supo que tenía que actuar la justicia federal
jueves, 21 de abril de 2016 · 11:32

La jueza Sandra Arroyo Salgado, ex esposa del fallecido fiscal Alberto Nisman, renovó sus cuestionamientos hacia la fiscal Viviana Fein, que tuvo a su cargo la causa por la muerte del ex titular de la UFI-AMIA hasta que pasó a la justicia federal, y cuestionó la "falta de objetividad en la investigación" y situaciones que "eran directamente comisión de delito".

"Debí haber recusado a la fiscal cuando en la primera aparición pública dijo que en las manos de Nisman no había pólvora", dijo Arroyo Salgado al brindar ayer una exposición sobre "La situación de las víctimas ante la justicia" ante el foro Usina de Justicia, que encabezan Diana Cohen Agrest y Ema Cibotti, auditorio frente al cual reiteró su convencimiento de que se trató de un homicidio.

Ayer, en declaraciones a radio Vorterix, Fein defendió el trabajo que realizó en el caso, dijo que la atacaron "injustamente" y que siempre se desempeñó "con total libertad", y reiteró que en toda la causa no hay elementos hasta el momento que permitan hablar de un "acto homicida".

Según dijo Arroyo Salgado, "desde el principio" supo que el hecho "debía ser investigado por la justicia federal", pero aclaró que fue "prudente" y admitió no saber qué hubiera ocurrido con la investigación "durante el año en que estaba en juego el proyecto de poder en sí mismo".

"El año pasado quise que se trabaje con seriedad, tranquilidad y las mejores herramientas, pero no podía dejar pasar situaciones que eran directamente comisión de delito, falta de objetividad en la investigación. En un principio confié en la Justicia Criminal de Instrucción porque son los más idóneos en este tipo de muertes", agregó la magistrada.

"Ahora espero que este espíritu investigativo, aparentemente objetivo y despojado de otro interés político sea el punto de partida hacia el lugar que debe ocupar un poder judicial independiente. Pero lo miro con prudencia. Solo se trata de que hagan las cosas bien", dijo en relación a la marcha de la causa en el marco de la justicia federal.