Santa Cruz, entre las ocho provincias en las que Nación espera ganar las elecciones

A horas del comienzo formal de la campaña electoral, que Mauricio Macri y cientos de dirigentes inaugurarán con un multitudinario timbreo mañana por la mañana en territorio bonaerense, el Gobierno empezó a delinear el escenario post electoral en base a los resultados que prevé sacar en octubre.
viernes, 14 de julio de 2017 · 10:01

En ese sentido, en los principales despachos de la Casa Rosada apelan a una especie de semáforo para proyectar las provincias en las que esperan celebrar y en las que no, y en aquellas en las que el panorama todavía es incierto.

"Diez, ocho, seis" es la fórmula que utilizan en el oficialismo en alusión a las provincias marcadas en rojo, en verde y en amarillo, respectivamente. En esa línea, los diez distritos en los que el Gobierno espera resultados magros en las elecciones de octubre son Misiones, Formosa, Chubut, Catamarca, La Pampa, Tierra del Fuego, Neuquén, Río Negro, San Juan y Santiago del Estero, en su mayoría gobernados por el PJ tradicional. Entre ese grupo de provincias se renuevan nueve senadores y 23 diputados. En San Juan, donde gobierna Sergio Uñac -de buena relación con Cambiemos-, la Casa Rosada espera sin embargo cosechar una buena cantidad de votos.

Ayer, Macri almorzó por primera vez desde el cierre de listas con la mesa chica de campaña en el primer piso de la Casa Rosada, tras el desalojo y la represión en la planta de PepsiCo en Vicente López. Junto a Marcos Peña, Rogelio Frigerio, Fernando de Andreis, María Eugenia Vidal, Horacio Rodríguez Larreta, Diego Santilli, Federico Salvai y Jaime Durán Barba, "el grupo de los ocho", el Presidente analizó el escenario actual y las proyecciones post octubre en base al punteo de cada distrito, entre otros puntos de la estrategia de campaña. "Más allá de la importancia de la provincia de Buenos Aires, vamos a ser la fuerza más votada a nivel nacional", volvió a insistir a Infobae uno de los funcionarios de ese selecto grupo. Es el relato que empezó a instalar el jefe de Gabinete a principios de semana: según el macrismo, la explicación radica en que el kirchnerismo solo tiene presencia en territorio bonaerense y en la ciudad de Buenos Aires, y en el resto del país el peronismo se presenta con alianzas provinciales. Es decir, no hay homogeneidad opositora a nivel país.

De todos modos, la lupa de Cambiemos está concentrada en la provincia de Buenos Aires, el distrito más relevante y que el Gobierno incluye entre los ocho en los que piensa celebrar en octubre. Junto a la ciudad de Buenos Aires, Jujuy, Mendoza y Corrientes -los otros distritos gobernados por la coalición de gobierno-, en la Casa Rosada están convencidos que tienen luz verde en Santa Cruz, La Rioja y Santa Fe. Entre las ocho provincias se disputan 12 senadores y 60 diputados.

A contramano de los múltiples sondeos que arrojan paridad con Cristina Kirchner y un escenario incierto, en el oficialismo descuentan que Esteban Bullrich se impondrá sobre la ex presidenta el cuarto domingo de octubre. "No analizamos ningún escenario de derrota en la Provincia", aseguró uno de los dirigentes que participó del almuerzo de ayer. En los últimos días circularon versiones internas que daban cuenta de la posibilidad de perder en las PASO de agosto y de apelar al voto útil en octubre en desmedro de Cristina Kirchner. En cualquier caso, y más allá de una victoria ante la ex mandataria, en el oficialismo ven relegados a Sergio Massa y a Florencio Randazzo.

En Santa Cruz, por ejemplo, Macri va a aprovechar la crisis social y financiera que en los últimos meses le estalló a Alicia Kirchner. En La Rioja, la Casa Rosada confía en la candidatura de Julio Martínez, uno de los ministros sacrificados. En Santa Fe, distrito socialista, la relación con el radicalismo atraviesa turbulencias. De todos modos, Cambiemos proyecta acaparar una gran porción de las nueve bancas en juego en Diputados.

"La proyección hoy nos indica que estaríamos sumando unos 15 diputados en la Cámara baja y alrededor de ocho senadores en todo el país. Es un buen escenario", explicaron fuentes oficiales.

El resto de las provincias aparecen en amarillo en el semáforo electoral del Gobierno. Son seis: Córdoba -en la que hubo que intervenir para calmar al radicalismo-, Salta, Entre Ríos, Chaco, San Luis y Tucumán, en las que se disputan tres senadores y 28 diputados. En varias de ellas, como Tucumán, Salta y la provincia gobernada por Juan Schiaretti, la Casa Rosada confía en salir airosa en octubre. En esos distritos, según Cambiemos, el resultado aún es incierto. (infobae.com)

0%
Satisfacción
60%
Esperanza
30%
Bronca
0%
Tristeza
0%
Incertidumbre
10%
Indiferencia