Versiones de renuncia de De Vido para no perjudicar la campaña cristinista

El actual diputado evalúa dar un paso al costado para evitar un escándalo en Diputados por su pedido de expulsión.
viernes, 14 de julio de 2017 · 10:17

Para no perjudicar la campaña del cristinismo en la Provincia y ante la ofensiva de Cambiemos para expulsarlo de la Cámara de Diputados por “inhabilidad moral”, el ex ministro Julio de Vido evalúa la posibilidad de su renuncia a la banca, de acuerdo con versiones que corrieron en las últimas horas en el Congreso y en fuentes políticas.

La presión sobre De Vido se incrementó el miércoles con la ratificación de Cambiemos de que empezará el tratamiento, el miércoles que viene en la comisión de Asuntos Constitucionales, de los tres proyectos de diputados oficialistas que abogan por la remoción, mientras que hay un cuarto del aliado massista Julio Raffo que propone la suspensión en términos del artículo 70 de la Constitución Nacional, empezando por pedirle a la Justicia la copia certificada de las causas penales que afronta el ex ministro.

En el entorno del ex ministro desmintieron de manera tajante las versiones: “Es una locura que se hable de renuncia. Estuvo en el Congreso toda la semana y el miércoles participó de la reunión de bloque”, señalaron.

Las versiones se apoyan en el razonamiento de una jugada anticipada para evitar que su caso, agitado como emblemático de la corrupción de la larga década kirchnerista, se convierta en una mochila de plomo para la campaña de Unidad Ciudadana, como se denomina el frente electoral del cristicamporismo en Provincia.

Cuando días atrás el fiscal Carlos Stornelli se pronunció por el desafuero para la detención de De Vido, Cambiemos, el massismo, y el bloque Justicialista entre las bancadas más numerosas, dijeron que votarían el fin de las inmunidades de arresto si la Justicia lo requería a la Cámara. Y aún diputados K reconocieron en voz baja que sería muy difícil de sostenerlo si el pedido de la Justicia estaba "bien fundamentado". El juez federal Luis Rodríguez -el mismo que se contentó con la explicación de los fueros y no allanó a De Vido el año pasado en la causa por enriquecimiento ilícito- enfrió las cosas al rechazar el pedido de detención hasta realizar “más medidas de prueba”, esta vez en la causa Río Turbio.

Pero el alivio fue momentáneo. Habrá que ver si en el receso de las vacaciones de invierno hacen número suficiente para tener dictamen, pero Cambiemos, dijeron fuentes del interbloque, está decidido a llamar a sesión especial con un único tema: la expulsión de De Vido. Y hacerla antes de las PASO del 13 agosto.

Ya hubo muestras de la carga del “caso de Vido” para el FpV. En la última sesión el miércoles de la semana pasada, el ex ministro acordó su ausencia con las autoridades del bloque para correrse del centro de la escena y no “desvirtuar” el debate. Se dio media sanción justamente a una ley anticorrupción en las empresas. Cuando se aprobó en el recinto el allanamiento en 2016, se vieron las fisuras en el bloque K, donde sólo 49 diputados sobre 70 aparecieron en el recinto para respaldar al ex ministro, votando en contra. (clarin.com)

0%
Satisfacción
0%
Esperanza
80%
Bronca
10%
Tristeza
0%
Incertidumbre
10%
Indiferencia