La Iglesia se expresó contra el aborto y mandó un mensaje a los legisladores

La Conferencia Episcopal Argentina (CEA) manifestó que “toda vida vale” y pidió a los diputados que “tutelen tanto la vida y los derechos de la madre como la vida y la dignidad del hijo”.
viernes, 20 de abril de 2018 · 15:28

La Conferencia Episcopal Argentina expresó este viernes su rechazo a la despenalización y legalización del aborto, y mandó un mensaje a los legisladores, en el marco del debate que se lleva a cabo en la Cámara de Diputados.

En el documento, redactado durante una asamblea realizada este semana en la localidad de Pilar, los obispos piden “no” negar “los derechos humanos a los más débiles y vulnerables” y les solicitan a los diputados que “sean capaces de proponer leyes innovadoras que tutelen tanto la vida y los derechos de la madre como la vida y la dignidad del hijo”.

En el mensaje titulado “Proponemos una mirada amplia. Toda vida vale”, la CEA reitera la postura de la Iglesia Católica en contra del proyecto y sostiene que “en esta preocupación nos unimos a todos los argentinos, sean o no creyentes, que defienden la vida humana desde la concepción”.

El escrito enfatiza: “Una Nación democrática, moderna y progresista, debe tener la capacidad, el ingenio y la creatividad, de buscar soluciones nuevas que resuelvan los problemas, sin necesidad de matar o ‘interrumpir’ vidas de seres humanos”, señala la declaración suscripta por un centenar de obispos de todo el país.

“¡Ojalá podamos defender hasta tal punto los derechos humanos, que no se los neguemos a los más débiles y vulnerables! Vale toda vida. Aún hay mucho por hacer para acompañar y ayudar a las mujeres que viven un embarazo inesperado, en malas condiciones”, ya que “muchas de estas realidades tienen que ver con la pobreza no resuelta”, agregan los obispos en su mensaje.

La CEA aboga por que el debate de la ley “nos permita dirigir la mirada de manera amplia a diversas situaciones que no deberíamos separar: la defensa del niño por nacer, el respeto a la mujer y el cuidado de su vida, el inmenso valor de la familia y la vida amenazada de tantos argentinos que se debaten en la pobreza y la miseria”.

Por otra parte, el Episcopado dijo a modo de autocrítica: “Tanto la Iglesia como la sociedad, no hemos hecho lo suficiente al respecto y tampoco hemos acompañado de la mejor manera a las mujeres que han abortado en medio de sufrimientos y límites, y padecen en soledad las consecuencias de esta decisión”.

Tras citar palabras del papa Francisco en defensa del “inocente que no ha nacido”, los obispos alentaron a los legisladores a que “se atrevan a soñar una Argentina más grande, superadora de recetas de cuarenta años atrás y a que sean capaces de proponer leyes innovadoras que tutelen tanto la vida y los derechos de la madre como la vida y la dignidad del hijo”.

“Nos duele que algo tan grande y esencial como defender la vida nos pueda enfrentar o dividir todavía más. Este momento histórico nos exige luchar codo a codo por los más frágiles de nuestra querida Argentina”, concluye el texto.

Comentarios