Senadores antiabortistas van por el rechazo a la media sanción

Temen que si el proyecto vuelve a Diputados con modificaciones, éstas puedan ser dejadas de lado.
lunes, 9 de julio de 2018 · 16:35

La letra chica del Congreso los hizo cambiar de parecer. Es que si la cámara revisora -en este caso el Senado- aprueba modificaciones, cuando el dictamen vuelve a la cámara de origen -Diputados- ésta puede insistir en el proyecto original y aprobarlo “con la misma mayoría o una superior” que la que utilizó la cámara revisora para hacer los cambios.

“Se decidió no correr ese riesgo”, confiaron desde el entorno de una de las senadoras autodenominadas “pro vida” más activas del oficialismo.

 

“Al momento se está trabajando por el rechazo directo del proyecto”, aseguró  el senador correntino Pedro Braillard Poccard (Cambiemos), que forma parte de las tres comisiones que integran el plenario del debate, y que desde un inicio anunció que votará en contra “por convicción”.

“No se trata de una cuestión religiosa y respeto a quienes están a favor. Realmente no puedo decir que lo que está en el vientre de la madre no es persona, considero que lo es desde la concepción, tiene ADN propio. Pero más allá de mi postura, hay muchas cosas del dictamen que no cierran”, afirmó.

 

A diferencia de la postura de la vicepresidenta Gabriela Michetti, que se opone rotundamente al aborto (incluso en caso de violación) y protagonizó polémicas declaraciones, un grupo de legisladores oficialistas, también en contra, pretende diferenciarse; mantener otro tono, correr la discusión de los ideales religiosos y hacer hincapié en los derechos. “En nombre del derecho de la mujer no se puede pasar por encima el derecho de otra vida indefensa”, aseguran.

El objetivo es rechazar la media sanción -para que no vuelva a Diputados- señalando “inconsistencias” o “irregularidades”, y por otra parte presentar otros proyectos para trabajar en temas con los que concuerdan ligados a la flexibilización de las penas y la educación sexual.

 

Para lograrlo, deberían poder convencer no sólo a los indecisos sino también acordar con aquellos que pedían modificaciones, como los tres cordobeses.

En las argumentaciones señalan algunos temas que fueron eje de discusiones en Diputados, entre ellos, que el Pacto de San José de Costa Rica, al que adhiere Argentina, establece que “toda persona tiene derecho a que se respete su vida” desde “el momento de la concepción”.