Espert: “El gobierno de Macri es un fiasco, pero que Cristina tenga chances de volver, es muy loco”

El economista y precandidato a presidente por el Frente Despertar, José Luis Espert, “espera” ser el próximo mandatario de Argentina.
lunes, 29 de abril de 2019 · 08:20

En su camino tal vez tendrá a Cristina Kirchner, que viene en ascenso en las encuestas -más por errores del macrismo que por aciertos de la expresidente-, y a Mauricio Macri, que corre con la ventaja de contar con todo el aparato político, pero claramente su imagen viene decayendo en las últimas semanas.
En una charla con El Tribuno, José Luis Espert afirmó que la decadencia que vive el país se debe a que “la sociedad es cómplice”. Este es el título de su último libro. El sábado llegó a la provincia para hacer su lanzamiento oficial. El precandidato a presidente criticó con dureza a Mauricio Macri y a Cristina Kirchner.

Una vez más en Salta, ahora, presentando su nuevo libro “La sociedad cómplice”. ¿Por qué somos cómplices? 
La Argentina es un país en decadencia, está en un declive que tiene casi un siglo, por lo tanto hablar que la sociedad es cómplice de esa decadencia me parece a mí obvio, porque ¿a quién le vamos a echar la culpa de un siglo? A los marcianos, a los venusianos, a los dinosaurios, que nos maldicen de afuera. La verdad, es para pensar que somos nosotros, algo hay, en algo estamos fallando.

¿La sociedad es cómplice por elegir malos gobernantes, en sostener corruptos o en no reclamar gobiernos más transparentes?
Todo junto. Como ejemplo de que todavía seguimos en una sociedad cómplice, mirá la intención de voto de Cristina (Fernández de Kirchner), es una intención de voto que puede hacerle perder la elección a Macri. ¡Que Cristina tenga chances de volver a gobernar la Argentina! Yo entiendo que el gobierno de Macri ha sido muy malo económicamente hablando, es más, creo que es un verdadero fiasco, pero que Cristina tenga chances de gobernar la Argentina de nuevo, la verdad es muy loco. Por eso la sociedad es cómplice. 

¿Le sorprendió la medida del gobierno sobre control de precios?
Sí, no la esperaba. Lo consideré siempre al gobierno de Macri como un gobierno de mediocres, pero no de estúpidos directamente, porque la verdad, lanzar el control de precios es la medida más fracasada de la historia mundial. Yo no sé si le está tomando el pelo esta gente, la verdad.

 

¿Qué espera de acá a diciembre?
¿De acá a diciembre? Espero ganar las elecciones de octubre y ser presidente para empezar a recorrer el camino que permita a la gente ilusionarse con una Argentina razonable. Quiero terminar con este sistema que destruye a la gente de trabajo. No puede ser que en Argentina el ser humano sea destruido por el sistema. No puede ser que el comerciante sufra lo que sufre, el emprendedor, el cuentapropista, el empleado, no puede ser. Hay que terminar con este sistema y nosotros tenemos una propuesta muy concreta de gobierno para terminar con este sistema.

Entonces le cambio la pregunta. Si es electo, ¿qué hay que hacer para que Argentina no sea el Titanic?
Es muy simple y muy complicado. Acá hay un tema, por un lado estabilizar la economía y evitar el default. Además, hay que bajar la inflación, que está muy difícil, al revés de lo que dice Macri, ¿no? o decía. Macri dijo en su momento que era lo más fácil. A la par de estabilizar la macroeconomía se debe hacer una profundísima reforma estructural. Hacer la inversa de lo que Argentina hizo en los últimos 100 años. 

¿Qué es lo que hizo Argentina en los últimos 100 años? 
Sustitución de importaciones, ¿por qué hay que cambiarlo? Por apertura irrestricta al comercio. ¿Qué es lo que Argentina ha hecho en los últimos 100 años de decadencia? Estado presente, hay que cambiarlo por un Estado pagable, no este delirio de Estado que nos elevó impuestos. ¿Qué es lo que ha hecho Argentina en los últimos 100 años? Un conjunto de leyes laborales que ha prohijado a mafiosos, como los sindicalista. Hay hacer una reforma laboral que haga que el empleador, el empresario, puedan contratar y despedir sin tanta historia como hoy. Así que el Gobierno mío, el gobierno del Frente Despertar, es un gobierno que tiene que estabilizar la economía, por lo cual se requiere evitar un default y comenzar una reforma estructural monumental.

¿Por qué Cristina sigue siendo la principal candidata opositora?
La principal candidata del macrismo a la presidencia siempre fue Cristina y ahora le termina saliendo a lo que ellos en algún lugar jugaban. Si Cristina subió en la intención de voto es por culpa del macrismo. Cristina no sube porque ella quiere subir, sino porque hay alguien que está causando que ella suba y ese es el macrismo, que debería hacerse cargo del desastre que ha hecho, motivo por el cual Cristina mejoró tanto en las encuestas y por si fuera poco el macrismo ha usado el cuco de Cristina desde que asumió en el 2015 para ganar elecciones. Les salió el tiro por la culata.

 

¿Cómo se controla el dólar o tipo de cambio?
Si llega a $51 vendiendo reservas y para que no suba de $51, te diría que tiene que cambiar el gobierno. Hay que esperar hasta las elecciones. Para Macri será difícil que logre estabilizar, salvo vendiendo muchas reservas.

¿Argentina va directo al default como muchos economistas se arriesgan a decir o es una visión muy catastrófica?
Yo estoy en una etapa de mucha construcción política, voy a ser lo más constructivo posible para con el país. Esto lo aclaro porque yo no te voy a decir si Argentina va al default, porque yo puedo llegar a ser el Presidente de la Nación y eso va a ser una clave de mi gobierno evitar el default. Yo voy a tratar de hacer lo imposible pero evitar un default.

¿Cómo? ¿Refinanciando la deuda?
No, yo inicialmente trataría de tener un acuerdo, en todo caso, más generoso con el FMI para evitar si quiere reprogramar. Yo creo que la Argentina tiene que tratar de evitar cualquier cambio en la reglas de juego sobre la deuda, porque Argentina ya es directamente impresentable en el mercado. Esto por todo lo que ha cambiado las reglas de juego, por todo lo que ha defaulteado.

 

¿Cómo ve la situación actual?
Como economista profesional, me voy del rol de político. La economía venía cayendo cada vez menos hasta que vino este golpe con el dólar, con la tasa de interés. Este golpe tan fuerte que hubo, que llevó a Durán Barba a decir esta estupidez que entre los malos, él cree que son los menos malos. 
Yo no sé si la caída de la economía, que venía aflojando, volverá a acelerarse. Yo creo que vamos a seguir con la economía en recesión profunda. 
En segundo lugar, la tasa de inflación de este año es muy importante para la gente. A esta inflación el gobierno le puso un 23% en el presupuesto, yo creo que la inflación será por lo menos de 40%, o, por qué no decir, muy parecida al año pasado, que fue 48%. Así que tenemos un año muy complicado por delante. 
Ahora, aclarado esto, yo no creo que Argentina esté cerca de entrar en una hiperinflación como algunos dicen o de ir a un 2001 o 2002, como otros marcan. Para que tengamos una idea, hoy la inflación de Argentina como muy alta es de 4 o 5% por mes, en plena hiperinflación la inflación era de 4 o 5% diaria. O sea que me parece que hay que recorrer un camino enorme para pasar de 4 o 5% por mes a 4 o 5% diario. 
En segundo lugar, los que expresan alegremente que vamos al 2001, yo les diría que miren un poquito con más cuidado las cosas porque un 2001-2002 fue una multiplicación del dólar por cuatro. Es como si hoy el dólar valiera $200, no lo veo probable. En el 2001-2002 fueron seis presidentes en un trimestre, no lo veo eso. Fueron casi treinta muertos en plaza de Mayo, no lo veo. Fueron cientos de heridos por las revueltas en todo el país, no lo veo. Fue un default payasesco de la deuda, no lo veo. Fue el robo de depósitos, no veo. O sea, el 2001-2002 fueron seis cosas que son una verdadera plaga. El que dice 2001-2002, yo quiero que me diga ¿cómo es que él supone que se van a ir dando estas seis plagas que hicieron estallar el país? Yo no lo veo. Yo estoy en una situación intermedia, no creo que la economía esté por recuperarse pero tampoco creo que vayamos al infierno más temido.