Patricia Bullrich, sobre la amenaza al fiscal Carlos Stornelli: "Es un mensaje intimidatorio y mafioso"

La funcionaria confirmó que el elemento encontrado en la puerta del edificio en el que vive uno de los hijos del fiscal es "un artefacto símil bomba sin explosivos", y por eso consideró que la intención del autor de la intimidación fue "la de generar una situación de amenaza".
domingo, 19 de mayo de 2019 · 23:16

Un artefacto que simulaba ser una bomba fue hallado este domingo frente a la casa de uno de los hijos del fiscal Carlos Stornelli, en cercanías del Colegio Bayard, en Jerónimo Salguero y Castex, en el barrio porteño de Palermo. Se trataba de "una maqueta", es decir que no contenía explosivos. La ministra de Seguridad Patricia Bullrich se refirió a lo ocurrido como "un mensaje intimidatorio y mafioso".

La funcionaria confirmó que el elemento encontrado en la puerta del edificio en el que vive uno de los hijos del fiscal es "un artefacto símil bomba sin explosivos", y por eso consideró que la intención del autor de la intimidación fue "la de generar una situación de amenaza".

"Es una amenaza dura porque es peor que este tipo de artefactos esté en la casa de los hijos que del propio fiscal. Es más amenazante, es un mensaje mafioso", añadió Bullrich en diálogo con TN.

Además, la ministra detalló que hubo un llamado al 911 para reportar el hallazgo. "El objetivo era que se hiciera público, que se descubriese, y es un intento de generar una situación de mucha angustia y de mucho miedo al propio fiscal", explicó.

Y remarcó: "Es una mensaje contra la Justicia, contra la tarea que lleva el fiscal a través de un tipo de amenaza muy dura".

La funcionaria explicó también que, en principio, en el cruce de Salguero y Castex no hay cámaras de seguridad, pero que este lunes los investigadores averiguarán si las hay en algún establecimiento de la zona, para a partir de ello dilucidar cómo sucedió el hecho y dar con los responsables.

En tanto, contó que habló con el fiscal Stornelli tras el episodio: "Él lo toma como un mensaje claramente de intimidación respecto a los temas que está investigando, y a la idea de querer desestructurarlo, desarmarlo y que no siga adelante con la tarea".

Por último, recordó el ataque que sufrió el juez Claudio Bonadio en noviembre del año pasado, cuando un hombre de 26 años arrojó un paquete con elementos explosivos en el domicilio del magistrado, en la calle Rómulo Naón al 2200, en el barrio porteño de Belgrano.