Pinedo, sobre el vicepresidente de Macri: “Puede ir un radical”

El presidente provisional del Senado subrayó que “lo más importante” es que quien pueda llegar a ocupar ese cargo “trabaje en equipo con el presidente”. No descartó la continuidad de Gabriela Michetti.
viernes, 7 de junio de 2019 · 14:36

El presidente provisional del Senado, Federico Pinedo, consideró que el compañero de fórmula de Mauricio Macri no necesariamente tiene que ser un dirigente radical, “pero puede ir un radical”. “Creo que lo más importante es que quien ocupe la vicepresidencia trabaje en equipo con el presidente”, subrayó.

En diálogo con la prensa acreditada en el Congreso, el senador recordó que “ya en el pasado hemos tenido varios casos en los que los vices tienen una agenda propia, distinta a la del presidente y, a veces, contradictoria. Y eso genera conflictos en el país que impactan en los ciudadanos”.

“Lo más importante es que lo decida el propio presidente sobre propuestas que le van a arrimar los partidos de la coalición”, expresó al ser consultado por las declaraciones de Emilio Monzó, el titular de la Cámara de Diputados, que ve con buenos ojos a Ernesto Sanz para el binomio de Cambiemos.

Pero también, en referencia a lo dicho por Marcos Peña, quien no descartó que Gabriela Michetti sea nuevamente la compañera de Macri, Pinedo respondió: “Michetti ha tenido una vicepresidencia distinta de otras del pasado. Ha hecho una tarea de representación internacional muy intensa, ha presidido varias misiones comerciales, ha cerrado varios acuerdos importantes; ha desarrollado una vicepresidencia absolutamente en concordancia con el presidente”.

Por otro lado, el legislador del Pro opinó que “desde 2015 hasta ahora hay una polarización” y que “no hay ningún otro candidato que se acerque a los números que ellos representan” en referencia a las figuras de Mauricio Macri y Cristina Fernández de Kirchner.

“Hay un tercio de la sociedad que no ha definido su voto, o no se involucra en temas políticos hasta el momento, hay mucha gente que define su voto en los últimos 15 días, así que esto recién empieza”, agregó.

En cuanto a la actitud de Alberto Fernández sobre un debate con el presidente, el oficialista dijo: “Que no quiera debatir es un problema de él. Se ve que no quiere confrontar puntos de vista ante el pueblo y tampoco cumplir una ley”. “Es un buen comienzo de campaña”, ironizó, para manifestar además que no le parece “que esa sea la manera constructiva de representar al pueblo y de construir democracia, que se basa en el respeto y la escucha del otro”.

Fuente: El Parlamentario