Patricia Bullrich defendió el Servicio Cívico Voluntario: "No es volver a la colimba"

Hacía varios meses que estaba siendo analizado, pero se autorizó lanzarlo como prueba piloto para hablarles a los sectores medios bajos de la sociedad que reclaman ayuda del Estado para contener a sus hijos jóvenes.
martes, 16 de julio de 2019 · 17:41

A poco menos de un mes de las elecciones Primarias Abiertas Simultáneas y Obligatorias (PASO), un alto funcionario del gobierno nacional reconoció que el conjunto del Gabinete entró en modo campaña y está lanzado a un objetivo claro y preciso: ganar las elecciones presidenciales y hacer la mejor elección posible en las primarias, una previa que funcionará como una virtual primera vuelta, dado el alto grado de polarización.

Dentro de ese plan, ganar elecciones, es que se adelantó el lanzamiento del Servicio Cívico Voluntario en Valores que llevará adelante el Ministerio de Seguridad y que aún necesita madurar para desplegarse. Sin embargo, el jefe de Gabinete Marcos Peña autorizó que comience ya en seis lugares, de los cuales tres son en la provincia de Buenos Aires (La Matanza, San Miguel y Mercedes), haciéndose eco de una demanda que tienen los sectores medios bajos para que los jóvenes tengan la ayuda suficiente para iniciar la etapa adulta con mayores habilidades profesionales y emocionales.

La iniciativa fue presentada en la reunión de Gabinete de hoy y contó con el aval del presidente Mauricio Macri que ya se había entusiasmado en reuniones previas con este programa. Ante las preguntas que algunos colegas le hicieron a Bullrich, la ministra los tranquilizó asegurando que "no es volver a la colimba y nadie estará armado, ni durante las actividades ni tampoco alrededor de las áreas de capacitación".

En diálogo con los periodistas luego de la reunión de Gabinete, la ministra  dijo que "el entrenamiento es físico, todo el personal de Gendarmería que esté con los jóvenes va a estar desarmado, no habrá armas y algunos estarán uniformados y otros no, porque también hay docentes, pero todos desarmados, incluidos los gendarmes".

La ministra agregó que "habrá educación física y otros temas que son importantes para generar un sistema de contención", como la responsabilidad, el saludo a la bandera, el valor de la disciplina, talleres de orientación vocacional, de primeros auxilios y de distintos oficios. Los jóvenes de 16 a 20 años podrán inscribirse desde el 1° de agosto al 1° de septiembre, y "se presume que la demanda superará largamente la oferta de esta primera etapa".

Ante la consulta periodística de si se tratará de volver a la colimba, explicó: "No lo estamos pensando como algo obligatorio, lo pensamos en un sistema voluntario más amplio, para que más jóvenes puedan llegar a tener esa posibilidad y que también sea de más días, en la medida en que podamos articular con otras estructuras en el país que permitan darles a los jóvenes un camino hacia la libertad, la orientación vocacional, que es el objetivo de este programa". En esta primera etapa no habrá becas, que recién se realizarán cuando esté probado y avanzado.

Efectivamente, durante este año será una prueba piloto, con cuatro horas semanales para 1.200 jóvenes, a razón de 200 por cada uno de los seis lugares elegidos, además de los tres de la provincia de Buenos Aires, Córdoba, Bariloche y Santiago del Estero.

"Tenemos que ir adaptando los mecanismos, se va a sumar el Instituto Nacional de Educación Técnica (INET), que generará un sistema de formación profesional", detalló la ministra. Bullrich contó que se trata de "algo que existe en otros países, no es algo nuevo en el mundo, es algo que ya está en Francia y Alemania como obligatorio, que no es lo que haremos aquí, que será voluntario".

Fuente: Infobae