El alza del dólar lleva la estimación de la inflación del 40 al 55% anual

Según los analistas, por la devaluación del 25%, Argentina se encamina a enfrentar un tercer año consecutivo de inflación por encima del 40%.
domingo, 25 de agosto de 2019 · 20:01

El salto del 25% que pegó el dólar tras las PASO fijó un nuevo piso para la inflación de este año y del próximo, por lo que Argentina se encamina a enfrentar un tercer año consecutivo de inflación por encima del 40%.

El Índice de Precios al Consumidor subió 47,6% en 2018, cerraría este año por encima del 55% y tendrá 40% como piso en 2020.

Con los precios ya reacomodándose, la inflación de este mes se perfila a alcanzar el 4%. Los economistas señalan que están dadas las condiciones para que el pass through -el traslado a los precios de la suba del dólar- sea alto, aunque la recesión y la falta de pesos en la calle le pondrán límites a este alza. También jugará a favor la baja del IVA y el congelamiento de tarifas, indicó el diario Clarín.

Camilo Tiscornia, de C&T Consultores, indica al matutino que "a pesar de que los combustibles y los servicios públicos están congelados, igual el tipo de cambio se va a filtrar por todas partes. Sabemos que es una situación muy volátil e inestable".

"Nuestra estimación muy preliminar es que la inflación de este mes estará en torno al 4%. El mes más complicado va a ser septiembre porque ahí va a pegar de lleno la suba del dólar. Si se logra estabilizar más o menos el tipo de cambio, la inflación del año sería del 50%. Pero pese a que el tipo de cambio actual es competitivo, estabilizar el dólar no es una cuestión menor. En medio de tanta incertidumbre política nunca se sabe cómo va a evolucionar la confianza", agregó al matutino.

En tanto, Federico Furiase, director de EcoGo, señala que hay factores transitorios y otros permanentes que inciden sobre el pass through. Entre los primeros está "la rebaja del IVA y el congelamiento de la canasta de productos básicos. Otros factores limitantes y permanentes son la recesión y el apretón monetario".

A la hora de calcular cuál será la inflación de agosto, Furiase remarca a Clarín que "un tercio del mes estuvo funcionando con un tipo de cambio tranquilo. Entonces el número de agosto va a reflejar un traslado a precios muy contenido en relación a lo que subió el tipo de cambio. La inflación de agosto podría quedar en torno a 4,5%, una estimación preliminar porque aun queda una semana. Se observa mucha dispersión en los precios".

Antes de las elecciones de agosto la inflación prevista por EcoGo era de 43% para este año y 35% para 2020. Furiase apunta que "el salto del dólar ya le pone un piso a la inflación de 3,5/4% por mes. Con el dólar en $45/50 veíamos a la inflación viajando a 2/3% mensual, con el dólar en $55/60 el ritmo promedio está más cerca de 3,5% y 4%".

Para este año, siempre que el dólar se mantenga en torno a $60, "vemos a la inflación en 53% anual en diciembre", dice Furiase. "Para el año que viene vamos a tener un piso más alto que el que traíamos. Hay que ver si en los primeros meses de 2020 no hay un reacomodamiento de precios, porque se revierte el efecto de la quita del IVA y se acaba el congelamiento de los productos de la canasta básica, tarifas y combustible".

Gabriel Zelpo, socio de Seito Consultora, señala que, por ahora, "está habiendo un pass trough bastante similar al de septiembre del año pasado".

El economista explica que en la devaluación de 2016, al inicio de la gestión Cambiemos, y en la de comienzos de 2018, "el traslado a precios fue bastante bajo, del 20/30%. En cambio ésta se parece más a la de agosto/septiembre de 2018, que estuvo en el orden de los 40 puntos".

El nivel del pass through depende de la credibilidad que tenga el Banco Central para llevar el plan adelante. En las primeras dos devaluaciones de las que hablamos había credibilidad del Central para contener al dólar. En las otras, ya no.

"Esto por lo menos nos lleva a una inflación del 50% para este año", precisa Zelpo. "Vamos a estar en un piso de inflación más alto. Eso se va a ver en las mediciones de las expectativas, que antes tendían a converger en un piso de 25% y ahora están en 40/45%. Esa va a ser otra dificultad que va a tener que encarar el próximo gobierno, sea quien sea. Para 2020 el piso es de 40%. Este año hubo precios pisados, como las tarifas. El año que viene es probable que eso se libere, por lo que tendríamos que esperar una inflación alta". 

Para la consultora LCG en medio de la incertidumbre política, "los tenedores de pesos están viendo cómo se diluye su riqueza, la moneda doméstica está degradada y ello alimenta la posibilidad de que la inflación se acelere. No vemos una conducta aún propia de una dinámica de alta inflación, y si el dólar logra encontrar nivel, ese riesgo será mitigado. De todas formas, la inflación de este año seguramente superará el 55%".

En los cálculos de LCG, el Tipo de Cambio Real Multilateral trepó en los últimos días a 2,13, el nivel más alto desde 2009. "Hay nafta suficiente para que el dólar y los precios no tengan techo, objetivamente. Hay que tener en cuenta que las proyecciones de inflación para los próximos diez años probablemente tengan dos dígitos". Iprofesional.com