El misterioso detalle de una camiseta de Maradona que apareció en San Luis

Una número 10 de su primera temporada en el Calcio está en un pueblo de San Luis y guarda un extraño detalle, nunca visto e inexplicable.
sábado, 6 de febrero de 2021 · 12:37

 

Diego Armando Maradona usó miles de camisetas en su vida, de todo tipo, color y hasta de decenas de equipos diferentes, cada una con valor muy especial: el de haber sido transpirada por el mejor futbolista de todos los tiempos. Son joyas repartidas por el mundo y varias de ellas -por suerte- descansan en Argentina. Pero ninguna hasta el momento tiene el detalle que acompaña a la de esta historia rescatada por el portal TyC Sports: un amuleto.

Javier es docente y vive en Cortaderas, un pueblo de San Luis que no supera los mil habitantes. Por herencia familiar, tiene en su poder una diez usada por Pelusa durante su primera temporada en Napoli, la 1984-85 del Calcio. La celeste marca 'Linea Time', con el número cosido y el sponsor de 'Cirio' (una empresa de comida enlatada) completamente bordado.

 

¿Cómo llegó semejante joya a suelo puntano? Su suegro Roque era el sodero de Don Diego mientras estaba en la quinta familiar de Moreno. Con él forjó una amistad y hasta llegó a regalarle un trofeo de su hijo ciclista en ese tiempo. Como retribución, Chitoro sacó del cajón una de las tantas prendas que el mayor de sus hijos varones le regalaba desde Italia y se la entregó.

Hasta ahí, un regalo más, que luego tomó un valor incalculable y se convirtió en un tesoro por la leyenda que forjó Diego para ponerse por encima de cualquier idolatría. Sin embargo, con el paso del tiempo sus dueños descubrieron que la camiseta tenía algo extraño cosido en su parte interna: un sobre de tela celeste pero brillosa, distinta a la original.

Recién se animaron a abrirlo en el Mundial de Italia 1990, aferrados a la casaca, en un momento en el que la Selección Argentina no la pasaba bien y necesitaba buena energía. Para su sorpresa, adentro encontraron otro sobre -transparente, de plástico- con pasto seco adentro. ¿De Fiorito o La Bombonera? Imposible saberlo. ¿Para qué? Solo Diego podría haberlo respondido.

Maradona dio miles de entrevistas y reveló otras cábalas, pero jamás habló de un detalle así. Allegados muy cercanos a Diego de esa época, consultados para esta nota por TyC Sports, afirman no saber de ello. Tampoco hay precisiones desde Nápoles, donde su amigo Massimo Vignati -hijo de su cocinera y de quien fuese utilero del club por 35 años- guarda un museo lleno de perlas.

A la camiseta se la puede ver impecable. No hay certezas de en qué partido fue utilizada (Napoli tenía con mangas cortas y largas en esa temporada), pero está a la venta y ya tiene potenciales compradores que ponen sobre la mesa hasta 5 mil dólares para ser sus nuevos dueños. El actual, además de una oferta convincente, también espera alguna voz que pueda develar un misterio de más de tres décadas.

Galería de fotos