Miércoles 17 de Agosto de  2022 // 12:16 hs

Prohibieron los cabezazos en partidos de fútbol de menores de 11 años

La asociación de fútbol infantil de Rosario justificó la decisión en los antecedentes surgidos de estudios científicos: “Hay profundos estudios que concluyen que realizar esta acción repetitiva durante varios años tiene el potencial de causar lesiones cerebrales por efectos acumulativos”, explicaron en un comunicado.

La resolución ya se aplica en Rosario.
Escrito en NACIONALES el

La Asociación Rosarina de Fútbol (ARF) anunció la prohibición del cabeceo en los partidos de fútbol de los menores de 11 años. La medida ya se emplea en varias partes del mundo y es analizada por la Asociación del Fútbol Argentino (AFA) para implementarla en todo el país.

La resolución de la asociación rosarina establece que desde la próxima temporada en las competencias infantiles, el cabezazo será considerado una falta al reglamento que se penalizará con un tiro libre indirecto. En este sentido, los niños menores de 11 años no tendrán permitido usar la cabeza para tocar la pelota. Además, la  nueva reglamentación prevé cursos de capacitación para árbitros, técnicos, coordinadores y padres con la finalidad de informar sobre los alcances de la iniciativa.

La asociación de fútbol infantil justificó la decisión en los antecedentes surgidos de estudios científicos: “hay profundos estudios que explican los riesgos que conlleva una práctica muy común en el fútbol como es la de disputar el balón con la cabeza, que concluyen que realizar esta acción repetitiva durante varios años tiene el potencial de causar lesiones cerebrales por efectos acumulativos”, explicaron en un comunicado.

Las consecuencias de estas acciones en el cerebro de los niños son notorias, aseguró a GO Noticias Guadalupe María Bruera, médica neuróloga del Hospital Privado de Rosario. "Los cabezazos producen en el tiempo pequeñas hemorragias al cerebro que a medida que transcurren los años, pueden producir daños neurológicos”, precisó.

“Esta comprobado que en algunos casos, los traumatismos craneoencefálicos aumentan, quizás hasta tres veces, el riesgo de desarrollar Alzheimer, Parkinson o demencia senil”, agregó, mientras que consideró que la suspensión de esta práctica es una "excelente medida de prevención que deberían copiar en todo el país".

Los países precursores 

La suspensión de los cabezazos en los partidos de fútbol donde participan niños comenzó en Estados Unidos en 2015, luego de la demanda presentada por los padres a partir de las graves lesiones que notaban en los jugadores. Luego se sumó Inglaterra, donde se prohibió la acción en menores de 10 años, que este año se extendió hasta los 12 años. En Argentina, el primer caso es el de Rosario. 

Fuente: Pagina12.