Beneficiarios de la AUH cobrarán los $8.000 de fin de año sin necesidad de cumplir los requisitos de escolaridad y salud

Los padres de los 4,3 millones de niños que cobran el beneficio estarán eximidos de presentar estos papeles este año, producto de la pandemia.
viernes, 30 de octubre de 2020 · 16:50

Si bien uno de los requisitos para acceder a la Asignación Universal por Hijo (AUH) es presentar los certificados de vacunación y escolaridad de los niños, las dificultades que este año impuso la pandemia liberarán a los padres de esos chicos a presentar esos papeles para poder cobrar la totalidad del beneficio. El pago del 20% del beneficio de cada fin de año, unos $8.000 por hijo en este 2020, no estará condicionado.

La decisión fue comunicada esta semana por el presidente Alberto Fernández, en el mismo acto en el que anunció que sumarían a 1 millón de niños a la AUH, cuyos padres estaban indocumentados, de los cuales ya fueron detectados 723.000. “Este año se hizo difícil controlar la salud de los chicos y garantizar su escolaridad. Por eso, queremos decirles que se queden tranquilos, que les daremos tiempo para regularizar eso y mientras tanto seguirán cubiertos por la asignación”, dijo el jefe de Estado.

Los detalles se especificarán en el decreto que está a la firma del Presidente, pero fuentes oficiales dejaron entrever que la eximición de esa obligación será por este año de pandemia.

Actualmente, cobran la AUH 2,3 millones de padres que tienen 4,3 millones de hijos. El monto por chico es de $ 3.540, pero no es fijo, sino que se ajusta por la movilidad previsional. Para gozar de este beneficio, el padre o madre (con prioridad de la mamá) que vive con los menores debe reunir las siguientes condiciones: a) estar desocupado; b) ser trabajador no registrado; c) trabajar en servicio doméstico; d) ser monotributista social; o e) estar inscripto en Hacemos Futuro, Manos a la Obra y otros programas de Trabajo.

Del monto total, de $ 3.540, el 80% se cobra por mes, y el otro 20%, anualmente, con la presentación de la Libreta de Asignación Universal, que incluye el certificado de salud y de escolaridad. Este año, ese porcentaje será girado igual a todas las familias, aunque no tengan esos papeles en regla.

“Nuestra preocupación es entender la situación de esas familias y ver de qué modo podemos seguir tendiéndoles la mano que el Estado debe tender. Por lo tanto, lo primero que estamos haciendo hoy es generando tranquilidad”, aseguró Fernández.

La AUH –creada el 30 de octubre de 2009, en la presidencia de la actual vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner– es una asignación mensual por hasta cinco hijos menores de 18 años y la cobra uno solo de los padres, con prioridad de la madre.

Con el reciente anuncio, el Gobierno decidió ampliar la protección social luego de un estudio exhaustivo de cruzamiento de datos, realizado por la Anses. Este análisis de datos estableció que había una gran cantidad de chicos y adolescentes fuera del sistema de protección, por lo que el Estado los fue a buscar y ya detectó 723.000 nuevos niños en condiciones de cobrar la AUH.

De este total, 15.000 son niños de familias que ya accedían al beneficio pero que ahora podrán sumar más porque se eliminó el tope de 5 hijos. “Además, hay otros 300.000 que sabemos que existen y los estamos yendo a buscar. Son tan informales que no están en la base de datos”, dijeron desde la entidad.

Actualmente, el 52% de los 2,3 millones de padres que cobran la Asignación Universal por Hijo tiene un solo hijo. Otro 28% tiene 2 hijos. El 13%, tres y con 4 hijos está el 5% de los padres. Y con 5 hijos, el 2%.

En el caso de niños con discapacidad, la AUH asciende a $11.535, y en las provincias de La Pampa, Chubut, Neuquén, Río Negro, Santa Cruz, Tierra del Fuego, Antártida e Islas del Atlántico Sur y el Partido de Patagones, provincia de Buenos Aires, el monto asciende a $4.602 por niño, y para los chicos con discapacidad, a 14.996 pesos.

Fuente: Infobae