Le negaron una ambulancia y al llegar al hospital su bebé ya estaba muerto

Una mujer solicitó insistentemente una ambulancia debido a las complicaciones que tenía con su embarazo, al no recibir asistencia salió en moto con su esposo y les negaron el ingreso a hospitales hasta que en uno la recibieron, pero su bebé ya estaba muerto.
miércoles, 25 de noviembre de 2020 · 09:55

Un hecho dramático y que suma mucha polémica a la situación que se vive en Formosa en medio de la pandemia ocurrió en la jurisdicción de Laguna Naineck, donde una embarazada que no tuvo asistencia de una ambulancia, que le negaron en un par de hospitales cuando comenzó su trabajo de parto y necesitaba atención, tuvo que viajar en moto y cuando llegó al último nosocomio le avisaron los médicos que su bebé había muerto.

Silvio, el papá del bebé, contó que su esposa embarazada entró en trabajo de parto y solicitó cinco veces una ambulancia para llegar a la guardia del hospital local, pero el enfermero le dijo que no podía enviarle una en ese momento y que debían "arreglarse como puedan" para llegar al lugar.

Según informó el portal Naineck Prensa Digital, el padre del bebé decidió trasladar a su esposa, a punto de parir, en moto hasta el hospital. La travesía implicó trasladarse cinco kilómetros, varios de ellos sin asfalto. En Naineck le revisaron la presión a la mujer y le aseguraron que todo estaba bien. “El bebé estaba vivo”, remarcó Silvio, el papá, pero le manifestaron que “sí o sí” su mujer tenía que ser derivada a Laguna Blanca porque “solamente hay un enfermero”. “Antes era un hospital, ahora es una salita; a veces vienen médicos a la mañana, pero los domingos no viene nadie”, describió la situación del lugar.

En Laguna Blanca, los médicos la revisaron y le dijeron que el bebé ya no tenía signos vitales

Muy dolido y lleno de indignación, el padre opinó que “en vez de hacerle una cesárea en Laguna Blanca la enviaron al Hospital de Formosa para zafarse de ella, por ello recurro a todos los medios para que escuchen esto, estoy muy mal porque perdí a mi bebé que iba a ser un varoncito, mi señora se hizo todos los controles, pero siempre que tenía controles en el hospital le decían que la máquina estaba descompuesta”.

“Hoy fui a hablar con el director del hospital de Laguna Blanca con todo el dolor de mi corazón, porque no quiero que le ocurra a otra persona”, a quien, según relató, le preguntó por qué no intervinieron con la cesárea a su esposa ya que de esta forma se hubiese salvado el bebé. “El doctor me dijo que hará sus averiguaciones, aunque eso no me devolverá a mi hijo, pero lo cierto es que el director del hospital de Laguna Naineck no hace nada en dicho nosocomio, los enfermeros hacen lo que quieren, siempre que llamamos nos dicen que llevemos a los pacientes como podamos, es una vergüenza el Hospital, el doctor está como estatua y no les dice a sus enfermeros que actúen en emergencias”, expresó.

“Nos dan órdenes para que los pacientes vayamos como podamos, como perros, a pie o en moto, no les importa un carajo lo que nos pase a los que vivimos en el campo, a los de Villa Lucero; desde la guardia de Naineck no me preguntaron si el camino estaba lindo o no para llevarla en moto, solamente me dijo que lleve a mi señora como pueda, es imperdonable lo que hizo el enfermero que estaba de turno el domingo, y no sé si fue porque la llevé en moto a mi mujer que tuvo este problema y esta pérdida, por eso quiero que toda la gente sepa de esta queja que estoy haciendo con todo el dolor de mi corazón por mi bebé fallecido y porque no deseo que le suceda lo mismo a otra persona” concluyó.

En el hospital dicen que es mentira

En declaraciones a FM 88.5 Dimensión, el director del hospital de Laguna Naineck, Gregorio Bertuol, negó que el bebé haya muerto por negligencia médica o por su traslado en moto: “De ninguna manera es cierto todo lo que se dice, ya en el informe se ha demostrado que lamentablemente ese bebé ya estaba fallecido en la panza de su mamá y no porque no se le trajo o no se le buscó falleció, es una falacia”. “Si bien entiendo el dolor de los padres, de los familiares de esa pérdida, eso no les da derecho a salir por los medios a decir cosas que no son verdades”, contestó el médico.

La pareja formoseña acusó de negligencia al personal médico de los hospitales de Naineck y Laguna Blanca por negar la ambulancia y no haber intervenido estando en trabajo de parto. Sin embargo, el director del nosocomio de Formosa capital La Madre y El Niño, Víctor Fernández, manifestó que el bebé “ya hacía más de 48 horas que no tenía latidos dentro de la panza de la mamá”. “Ya en Naineck, se constataron los latidos negativos que fueron corroborados en Laguna Blanca mediante una ecografía y luego la paciente fue derivada a Formosa donde se hizo la cesárea ni bien llegó”, agregó.

¿QUÉ TE PARECIÓ ESTA NOTICIA?