El Gobierno aún no contempla ayudas o beneficios especiales para pymes o grandes empresas por el “toque sanitario”

La prohibición de circulación de 23 a 6 para tratar de impedir una escalada de contagios tendrá impacto en sectores gastronómico y culturales. Sostienen que las medidas buscan frenar la circulación de las personas, no limitar los comercios.
sábado, 9 de enero de 2021 · 18:45

El intento oficial de frenar un rebrote del coronavirus ante la suba de los contagios que se registra en las últimas semanas a partir de limitar la circulación nocturna de la población puso en alerta a varios sectores económicos en especial del rubro gastronómico y de entretenimiento. que consideran que la medida puede ser la “estocada final” para una actividad que apenas comenzaba a repuntar tras la abrupta caída en 2020.

Pero al menos por el momento, en las oficinas oficiales no tienen en mente poner en marcha mecanismos de auxilio estatal para firmas de esos sectores, al menos en la magnitud de lo que significó el Programa de Asistencia al Trabajo y a la Producción (ATP), lanzado al principio de la cuarentena, que llegó a abarcar a más de 2 millones de trabajadores del sector privado, y que se prolongó hasta diciembre para los sectores considerados críticos.

En reemplazo de ese programa, el Gobierno puso en marcha una serie de mecanismos destinados a casos puntuales: créditos a tasas subsidiadas para empresas que no habían podido aún recuperarse de la pandemia o el pago de parte de los sueldos a través del programa Repro II. Para ambos casos, las firmas tienen tiempo de completar sus solicitudes hasta este viernes 8.

“Es prematuro, la medida va a restringir la circulación para frenar los contagios. Si funciona no habrá que ir por más, sino se deberá pensar en cómo seguir”, comentó una fuente oficial consultada por TN.com.ar.

Las nuevas restricciones apuntan a evitar las aglomeraciones y encuentros sociales sin cuidados no a cerrar la economía, coincidió otro vocero con despacho en la Casa Rosada. En oficinas oficiales aclararon que el “toque sanitario” no impedirá el servicio de delivery de los locales gastronómicos, que podrán seguir funcionando con clientes presenciales hasta las 23.

Resaltaron que al menos hasta el momento la intención oficial es mantener y garantizar que la economía funcione de manera “casi normal” como lo viene haciendo desde que se estableció hace dos meses el Distanciamiento Social (Dispo) en gran parte del país. Apuntan a que la temporada de vacaciones pueda llevarse adelante, a fin de tanto que las familias descansen como los comerciantes de los distintos rubros puedan tener ingresos y así apuntalar la ansiada reactivación de la economía.

A fin del año pasado, el ministro de Economía, Martín Guzmán, diseñó el Presupuesto 2021 “sin pandemia”, como suelen decir algunos funcionarios. Es decir la previsión de gastos e ingresos contempla para este año haber superado la crisis sanitaria y empezar a superar la recesión económica. Por eso contempla un recorte del gasto de 8% del PBI en 2020 a por lo menos 4,5% de la mano de una mejora en la actividad, que apuntale el empleo y la recaudación impositiva.

No obstante esas previsiones, en más de una oportunidad el ministro de Desarrollo Social, Daniel Arroyo, avisó que si la situación lo ameritaba por un recrudecimiento de la pandemia, ese Presupuesto iban a retomar las medidas de emergencia y apuntalamiento de los sectores más vulnerables y de las firmas en crisis.

“Por el momento no hay en mente medidas de auxilio. Habrá que esperar las medidas y los informes de salud. en función de eso se analizará la situación”, sintetizaron desde el Palacio de Hacienda. (TN.com.ar)