Femicidio en Tucumán: el juez que benefició al asesino de Paola Tacacho presentó su renuncia

Denuncian que esto se trata de una "estrategia política" que le permite al juez seguir al frente del mismo juzgado.
miércoles, 4 de noviembre de 2020 · 21:40

Renunció el juez tucumano Francisco Pisa, quien intervino en una de las denuncias que realizó la docente Paola Tacacho en el transcurso de cinco años contra Mauricio Parada Paredes que terminó asesinándola. Durante las últimas horas se habían presentado dos pedidos de juicio político contra Pisa.

El martes, la Legislatura de Tucumán recibió dos pedidos de juicio político para que se investigue el accionar del juez Pisa, por no adoptar las medidas para proteger a la víctima. En simultáneo, la Corte Suprema de Justicia provincial había ordenado una auditoría urgente para analizar el accionar del magistrado, que en 2017 sobreseyó al actual femicida asesino y archivó la causa en su contra.

“Me gustaría aclarar que la renuncia es condicionada al otorgamiento de la jubilación, con lo cual, en lo personal, espero que sea apartado de su cargo hasta tanto se le conceda el beneficio jubilatorio porque, si no, esa renuncia le permite continuar trabajando y administrando la misma injusticia que viene administrando hasta ahora, lo cual sería casi una burla”, señaló Soledad Deza, abogada de la fundación “Mujeres X Mujeres”, en declaraciones televisivas.

Y agregó: “Lo que es peor, es que acogerse a los beneficios de la jubilación a través de una denuncia condicionada suspende los términos del juicio político. Es una estrategia política que pone toda la burocracia estatal al servicio de quien es denunciado y nos aleja de la búsqueda de justicia”.

El legislador José María Canelada fue uno de los que presentó uno de los pedidos de jury de enjuiciamiento contra Pisa, que sostuvo: “Quizás estamos a tiempo de evitar otro femicidio por la desidia de este juez, que es una vergüenza para los tucumanos”.

Según explicó Canaleda, el magistrado en lugar de dictar sentencia rápida y con perspectiva de género, sobre una denuncia que realizó una mujer que hace años que era acosada, se “tomó nueve meses para resolver un tema urgente y archivó la causa, sobreseyendo al acosador”.

El segundo pedido de juicio político fue presentado este miércoles por la organización defensora de los derechos de las mujeres Mumalá.

“Este juez no escuchó a Paola cuando el femicida violó una perimetral de manera constante, y eso ya es un delito”, señalaron voceras de la organización.

Por su parte, la presidenta de la Corte Suprema de Tucumán, Claudia Sbdar, había ordenado una auditoría “urgente” para analizar las denuncias de la joven profesora salteña que dictó clases a su asesino en la carrera de traductorado de inglés en el Colegio Mark Twain de la capital provincial durante los primeros meses de 2015.

La docente había realizado al menos 13 denuncias en el fuero penal, una en el fuero civil por daños y perjuicios y obtuvo una denegación de atención de su caso en la Oficina de Violencia Doméstica (OVD) de la Corte Suprema de Justicia. Seis de esas presentaciones fueron archivadas, siete quedaron sin resolución y una habría llegado a pedido de elevación a juicio, pero el juez Pisa decidió sobreseer al acusado y archivar la causa, según informaron fuentes de la investigación a la agencia Télam.

“La Justicia de Tucumán nunca hizo nada con todas las denuncias que ella realizó y las denuncias que realizamos con nuestra madre y mis primas, a las cuales también acosaba vía redes”, sostuvo Ana Tacacho, una hermana de Paola, en una carta difundida este domingo. En el escrito la mujer sostuvo que Parada Parejas “tenía vínculos con la política” local, que por eso “nunca lo encerraron” y que el femicida “nunca respetó las perimetrales” dispuestas a favor de Paola.