Mendoza: salió de la cárcel, le dieron la bienvenida pero cayó por 500 kilos de droga

Jorge Andrés el Mimo Cataldo tenía condena por transportar marihuana y volvió a ser detenido por traer esa droga desde el norte argentino. Cómo estaba compuesta la banda.
martes, 19 de enero de 2021 · 20:06

Jorge Andrés Cataldo Olmedo es conocido en el ambiente delictivo y policial de Mendoza como el "Mimo".

Desde agosto del 2016 hasta fines del año pasado le incautaron más de mil kilos de marihuana en diferentes investigaciones lideradas por la Policía contra el Narcotráfico (PCN) local.

Siempre actuó con el mismo modus operandi: contactaba a vendedores de grandes cargamentos de marihuana del norte argentino y los traída a Mendoza ocultos en camiones que transportan madera en semirremolques.

A fines del año pasado, el "Mimo" Cataldo volvió a ser detenido por la PCN después de meses de investigación.

Desde la cárcel, después de ser condenado a 9 años de encierro en el 2018 y con la ayuda de un grupo de familiares, lideró una banda con el objetivo de transportar 622 ladrillos de marihuana paraguaya (485 kilos) e intentar distribuirlos a revendedores locales.

La semana pasada, una comisión mixta de pesquisas de la PCN, AFIP-DGA y el GOC-NEA (Grupo Operativo Coordinado del Nor-Este Argentino –conformado por Gendarmería Nacional y Policía de la Provincia de Misiones–) trabajó en Posadas, en Misiones, y desplegó una serie de allanamientos para identificar los lugares de acopio de la marihuana, valuada en mil dólares el kilo. Para los detectives, la incautación superó los 80 millones de pesos.

En la citada localidad, identificaron lugares donde la banda acondicionaba los camiones para el transporte de la sustancia prohibida y encontraron una prueba clave para la instrucción: restos de la misma madera hallada en los pesados rodados donde escondían los ladrillos.

Además, trajeron desde la citada provincia 408 panes (310 kilos) correspondientes al primer secuestro de la droga, realizado el 4 de diciembre del año pasado en Misiones.

Los mismos serán anexados a la causa por la otra incautación que permitió la captura del "Mimo" durante una serie de operativos desarrollados el 25 de diciembre.

En plena Navidad y con el dato del arribo del cargamento, los efectivos le frenaron el paso a un camión blanco con semirremolque que venía desde el norte argentino en el control fitosanitario de Iscamen sobre la ruta 40, en el límite con San Juan, y lograron incautar 214 ladrillos que tuvieron un peso total de 175 kilos.

Desde el Mimo hasta los camioneros. Uno por uno, los detenidos y sus roles.

Desde el principio

Los efectivos de la PCN comenzaron la investigación para desbaratar la organización narco cuando tomaron conocimiento que el "Mimo" mantenía contactos para traficar marihuana con su madre, identificada como María Eugenia Olmedo y su padrastro, el inspector de Tránsito de la Municipalidad llamado Ángel Plácido Maldonado.

La pareja es la responsable de un negocio en el oeste de Godoy Cruz y coordinaba la logística de traslado con el "Mimo", quien se encontraba en la Granja Penal de Gustavo André, donde pasan sus días los internos con buen comportamiento que están a punto de recibir beneficios que los dejan a fuera de cualquier centro de detención. 

Justamente, el "Mimo" Cataldo, el 24 de diciembre del año pasado, salió de ese penal con la excusa de pasar las fiestas y reencontrase con su familia.

 

Lo habían detenido en agosto del 2016 por transportar 700 kilos de marihuana desde Formosa y condenado el 5 de diciembre del 2018 a 9 años de cárcel. Su padre, José Miguel Cataldo Ruiz, y un socio-camionero que llevaba el cargamento, también fueron condenados.

Pero los detectives de la PCN no creyeron en esa versión de reencuentro y brindis familiar. Para ellos, el "Mimo" había accedido a la salida transitoria para ultimar los detalles para la “recepción, ocultamiento y distribución” del último cargamento de marihuana que iba a llegar a la provincia, tal como detallaron fuentes del caso. 

Efectivamente, un día después, los policías secuestraron en el norte provincial los 175 kilos de la droga que venía oculta en madera.

Detuvieron al "Mimo", a su madre, al padrastro, a un tío de parte de madre que también pasa sus días en la cárcel identificado como Cristian "Kika" Olmedo y también tres camioneros terminaron tras las rejas.

Estos tres hombres, de acuerdo con las fuentes, habían sido contratados para llegar hasta Mendoza.

Los identificaron como Carlos Suárez y Martín Quevedo (venían con los 175 kilos) y Federico Britos, que había logrado fugarse en Posadas cuando se incautaron los 408 ladrillos y terminó siendo reducido días después en una estación de servicios en Maipú.

 

EL SOL