Nuevas pistas por la desaparición de Maia: hay un detenido

Se trata de un hombre que contaba con pedido de captura por trata de personas. La pequeña aún no aparece y continúa su búsqueda.
martes, 16 de marzo de 2021 · 22:09

Nuevas pistas se conocieron en las últimas horas en torno a la investigación por la desaparición de Maia. La Policía detuvo a un hombre que está relacionado con el cartonero que se llevó a la menor. Mientras tanto, continúa la búsqueda de la pequeña.

Un primo de Carlos Savanz -el sospechoso de su desaparición- fue detenido en la tarde de hoy . Si bien en un primer momento indicaron que se trataba del propio Savanz, la confusión se generó ya que se trata de un familiar que es homónimo al cartonero. El hombre fue arrestado en localidad bonaerense Moreno y sobre él pesa un pedido de captura por trata de personas, por lo que permanecerá detenido.

Durante toda la jornada, la policía realizó un intenso rastrillaje por varios asentamientos y barrios de la zona cercana de donde fue secuestrada la menor: Villa 20-21, Papa Francisco, Villa 15, Villa 20, Villa Zavaleta, Liniers, estaciones del ferrocarril Roca, Caseros, Guernica y todos los bajopuentes de la Autopista Dellepiane. Por el momento lanzaron resultado negativo, informaron fuentes policiales a Infobae.

También, los agentes trabajan junto a la madre de la menor, Estela, quien fue retirada en las últimas horas del asentamiento y fue trasladada a la comisaría de la zona para que dé más detalles sobre el principal sospechoso del caso: Savanz, alias “Carlitos”, sin antecedentes penales, al menos según los sistemas porteños, a quien había conocido semanas atrás y fue el último en estar con la menor: se la llevó a dar un paseo y nunca regresó.

La madre, en situación de calle, que frecuentaba junto a su hija la zona de la colectora de la Autopista Dellepiane frente al asentamiento, aseguró que tres semanas antes había conocido a “Carlitos” y que había comenzado a recolectar residuos para revenderlos junto al hombre. Ayer lunes, poco antes del mediodía, le pidió ir con su hija a cambiar la bicicleta de la menor “por una más grande”.

Así, la mujer supuestamente consintió que el cartonero fuera con su hija, con rumbo desconocido. Su hija no regresó. “Carlitos” tampoco. La mujer y otros hijos que viven en la zona de González Catán pudieron describir al cartonero, del cual desconoce su nombre completo. Lo describió como un hombre delgado, de barba candado, pantalón largo, remera negra, pantalón negro, zapatillas blancas.

 

Más de