"Nahir Galarza le tiene más miedo al padre que a estar presa"

La defensora sostuvo que Marcelo Galarza recibió dinero por la serie sobre Nahir Galarza, su hija condenada. La profesional reveló por qué hablan ahora

Escrito en NACIONALES el

 

La semana pasada, Nahir Galarza le contó a Raquel Hermida Leyenda, su abogada, que su padre, Marcelo Galarza, sería el verdadero asesino de Fernando Pastorizzo. Se hizo la denuncia, que fue rechazada, pero sigue en pie el recurso ante la Corte Suprema. “En esa familia está naturalizada la violencia de género y el crimen”, asegura la letrada.

Queda una sola instancia de apelación a la que apuesta la defensa: el recurso en queja directo a la Corte Nacional, esta vez, además de demostrar que el juicio no tuvo perspectiva de género, Raquel Hermida Leyenda va por el desentramado familiar donde, según ella, la violencia de género y el crimen están naturalizados.

La profesional reveló por qué su cliente decidió hablar ahora. “Por varias cosas. Por un lado, Marcelo Galarza cobró un dinero por la serie ficcionalizada de Nahir, se compró una chacra en Gualeguaychú y se fue a vivir allá. Entonces ella se dio cuenta de que el padre nunca iba a confesar. Por otro lado, la doctora Alicia Castro le hizo un psicodiagnóstico, donde Nahir pudo contar que había sido abusada durante muchos años por su tío paterno.

A raíz de esto comienza a tomar terapia y me cuenta, por ejemplo, que la primera vez que se sintió libre fue cuando estaba en la cárcel. Entonces yo le pregunto ‘¿Cómo libre en la cárcel?’. El padre le decía todo lo que tenía que hacer y lo que no. Era un quemacoco. Ella me dijo que la primera vez que se bañó tranquila en su vida fue en la cárcel. Si hay un lugar donde no podés estar tranquila para bañarte, es la Unidad Penitenciaria”, manifestó Raquel Hermida Leyenda.

La defensora sostuvo que Marcelo Galarza recibió dinero por la serie sobre Nahir Galarza, su hija condenada. La profesional reveló por qué hablan ahora

Asimismo, reveló que Nahir se enteró de que el padre había cobrado ese dinero “hace un mes aproximadamente. Se lo cuenta cuando la va a visitar a la cárcel y entonces ella advierte que él no tenía planeado decir la verdad. Nahir no quería contarle nada a nadie, quería que el que hablara fuera el padre”.

Asimismo, ratificó que la joven no volvió a hablar con el padre después de la declaración. “No lo quiere atender”, afirmó.

Además, contó que “la situación actual es que el padre vive en la chacra y la madre vive en un departamento alquilado en la ciudad de Paraná, con su hijo autista. Están separados. Después de la denuncia que realizamos por violencia de género, le dieron el botón antipánico”.

En tanto, afirmó que Nahir “quiere estar sola. No hablar con nadie de la familia, quiere estar tranquila, seguir terapia. Después de un tiempo quiere ver a la madre, porque busca que ella también se fortalezca. A pesar de que, desde que Nahir está detenida, la madre ha logrado decir “no” a un montón de cosas porque no le cerraban, la realidad es que quien le cuenta a la mamá- por pedido de Nahir- que quien había disparado había sido el padre, soy yo”.

En declaraciones al diario Página 12 acerca de cómo reaccionó ella, manifestó: “Lloró porque su hija había estado cuatro años en la cárcel por culpa de su padre. Tampoco es que fue una sorpresa para ella, como si supiera que pasaba algo, pero no sabía qué era exactamente. Después Nahir se sentía mal por su madre, y yo le dije ‘¿por qué tu mamá te llama llorando si la presa sos vos?’ De alguna manera, la madre llama a Nahir diciéndole por qué no había hablado antes y de alguna manera termina nuevamente siendo la culpable. En esa familia se naturalizó la violencia de género y se naturalizó el crimen. Marcelo Galarza tiene varios antecedentes, uno por homicidio y otros más leves, que obviamente fueron tapados”.