Macri acusó al Gobierno de "atacar" la Constitución y el oficialismo le reprochó su "cinismo"

El expresidente acusó el Gobierno de "desplegar" un "ataque sistemático y permanente" a la Constitución y pretendió mostrar como "contracara" a "ciudadanos movilizados y atentos que han ganado las calles", mientras el oficialismo le reprochó su "cinismo" y advirtió sobre el "carácter destituyente" de la oposición.
lunes, 14 de septiembre de 2020 · 08:19

"Para defender el presente y ganar el futuro" es el título del texto publicado hoy en el diario La Nación, donde el ex mandatario afirmó que rompió "el silencio" para compartir su "inquietud" sobre lo que considera "la dolorosa y delicada circunstancia" del país.

Macri sostuvo que "las autoridades al frente del Poder Ejecutivo Nacional vienen desplegando una serie de medidas que consisten en el ataque sistemático y permanente a nuestra Constitución", y atribuyó esas prácticas al supuesto objetivo de "poder gobernar sin límites".

El exmandatario mencionó que el Gobierno busca vulnerar el "equilibrio de los poderes del Estado" en el Congreso, "condicionar al Poder Judicial con una reforma que ya tiene media sanción", "debilitar" los organismos de control del Estado y "retroceder" en el federalismo, al buscar "condicionar" a los gobernadores con el envío de fondos, lo que, dijo, "fue coronado con la reciente e indignante presión" al jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta.

Ante ese escenario, Macri señaló como "contracara" a "ciudadanos movilizados y atentos que han ganado las calles" y mencionó la marcha del 17-A en la que -interpretó- "la conciencia cívica" se expresó con manifestaciones en el Obelisco y otros puntos del país en rechazo a las políticas del Gobierno, entre ellas el aislamiento social, preventivo y obligatorio dispuesto para contener la propagación de contagios por coronavirus.

En respuesta a esas expresiones, el presidente Alberto Fernández compartió en sus redes sociales una publicación del intendente de Lomas de Zamora, Martín Insaurralde, quien consideró que Macri "dejó un país endeudado y en ruinas" y que "con ese panorama y en medio de una pandemia, el Gobierno reestructuró el 99% de la deuda, priorizó la vida de la gente y está recomponiendo el tejido social y productivo para ponernos de pie".

En respuesta a esas expresiones, el gobernador bonaerense, Axel Kicillof, advirtió que "cuando les tocó gobernar rompieron todo, lo decíamos ya en 2018", y añadió que Macri "ahora, como oposición, dice que está dispuesto a seguir rompiendo.... hasta el silencio".

Por su parte, el ministro de Defensa, Agustín Rossi, afirmó que durante la gestión presidencial de Macri "no hubo independencia de poderes, se persiguió a periodistas y medios de comunicación, se encarceló a opositores, se hizo inteligencia ilegal, se cerró virtualmente el Congreso, se colonizó el Poder Judicial y la libertad de comercio y empresas estuvo restringida a sus amigos, completando una forma en el ejercicio del poder frívola, insensible e inmoral".

Por eso, sostuvo que Macri "reafirma el carácter destituyente de la oposición que solamente él lidera".

En tanto, el presidente del Partido Justicialista (PJ), José Luis Gioja, le espetó a Macri que "incendió el país y hoy pontifica", tras lo cual señaló que "para decir lo que dijo podría haber mantenido el silencio" porque "nadie lo iba a notar".

"Es responsable de la debacle política, económica, social, institucional, financiera, sanitaria, vial, de política exterior y educativa del país, previa a la pandemia", aseveró.

Por su parte, el gobernador de Formosa, Gildo Insfrán, aseguró que las expresiones de Macri "rayan el cinismo teniendo en cuenta lo vivido" durante su gestión, y advirtió que la "historia no pasará por alto esa actitud omisa" de Macri cuando efectivos de la Policía Bonaerense realizaron concentraciones en reclamo de salarios y otras medidas.

Desde el bloque de diputados del Frente de Todos, Leopoldo Moreau sostuvo que el expresidente "despliega todo su desparpajo y cinismo apoyado en la creencia de estar frente a una sociedad desmemoriada", mientras Fernanda Vallejos cuestionó "la habilidad para el cinismo y la mentira" de Macri y le respondió: "Usted rompió mucho más que el silencio. Rompió la vida de millones de compatriotas a los que sus políticas dejaron sin trabajo, rompió el tejido productivo, con las 25.000 empresas que se extinguieron durante su gobierno, y el esfuerzo de una década de desendeudamiento".

Por Consenso Federal, en tanto, el diputado Alejandro "Topo" Rodriguez advirtió que Macri "volvió de vacaciones para profundizar la grieta y encarar por el atajo de la confrontación", al advertir, en diálogo con Télam, que "ahí es donde se siente a gusto para hacer política".

Desde Juntos por el Cambio, en tanto, el presidente del interbloque de diputados, Mario Negri, elogió las críticas emitidas por el expresidente Macri y aseveró que los conceptos son "compartidos" por los socios de esa coalición.

Y el diputado, exgobernador mendocino y titular de la UCR, Alfredo Cornejo, negó que exista "malestar interno" en su partido en relación a esa columna y agregó que muchos dentro de su espacio dijeron "lo mismo" que Macri dice allí.