Máximo Kirchner y los números para dominar el Congreso

El objetivo que tienen en el Frente de Todos es hacer una buena elección que les permita contar con quorum propio en la Cámara de Diputados. Con la calculadora en la mano, sacan cuentas para conocer qué porcentaje deben obtener en las urnas.
lunes, 2 de agosto de 2021 · 11:18

 

En total son 51 las bancas que pone en juego el Frente de Todos en las próximas elecciones. Si bien conservar ese número sería un buen resultado, el objetivo que ambiciona Máximo Kirchner es lograr 10 bancas más y conseguir quorum propio en la Cámara de Diputados.

Según los cálculos, no es imposible llegar a esa ambición. Con superar el 40% a nivel nacional alcanzaría para llegar a conseguir la mayoría requerida para contar con quorum propio, algo que el kirchnerismo hoy no tiene. Eso ha obligado a Máximo Kirchner y Sergio Massa a negociar con otras fuerzas para poder sesionar y tratar proyectos que impulsa el oficialismo.

Justamente, es una de las trabas que les ha impedido tratar las reformas judiciales que impulsa el kirchnerismo. Si superan el 40% de los votos tendrán números propios para tratarlas y aprobarlas. El número mágico es 129. Con 129 diputados propios, el Frente de Todos ya no dependerá de otras fuerzas para tener quorum.

Pero al mismo tiempo, con 125 diputados ya les alcanzaría para llegar al quorum con los aliados que vienen acompañando fielmente al Frente de Todos.

En el kirchnerismo saben que el objetivo es alcanzable y apuestan sobre todo a obtener un buen resultado en la provincia de Buenos Aires. En otras grandes provincias como Córdoba, Mendoza o incluso Santa Fe el panorama es menos auspicioso pero en Buenos Aires sienten que pueden tener un triunfo clave.

La ambición es tener entre un 42% y un 44% de los sufragios a nivel nacional, algo que no parece imposible si se tiene en cuenta que en el 2019 Alberto Fernández ganó con el 45.24% de los votos.

La incógnita es cómo evaluarán los argentinos a la gestión del Frente de Todos en estos dos años de gobierno. Desde la oposición apuestan a un voto castigo hacia Alberto Fernández y saben que si eso no ocurre el kirchnerismo contará con el control absoluto del Congreso de la Nación.

Cristina Kirchner ya maneja el Senado sin sobresaltos con aplastante mayoría y hasta ahora el único reducto de resistencia se encuentra en la Cámara de Diputados. Pero Sergio Massa y Máximo Kirchner tejen juntos para cambiar esa realidad.

Mdz