Comodoro Rivadavia: mujer prendida fuego sigue internada en estado crítico

Se trata de la mujer de nacionalidad boliviana, M.T. (41), quien sufrió quemaduras en el 40 % de su cuerpo la madrugada del pasado lunes. Si bien se manejaba la posibilidad de un trasladado a Buenos Aires, hasta el momento, se encuentra internada en grave estado en Hospital Regional.
miércoles, 30 de octubre de 2019 · 14:07

La víctima, identificada M.T (41), sigue internada en la Terapia Intensiva del Hospital Regional al que fue trasladada- la madrugada del lunes 21- debido a las graves quemaduras en el 40 por ciento de su cuerpo. Las lesiones que sufrió se registraron en el rostro, cuello, torso, brazos y manos.

La pareja de la mujer dijo que la víctima se había rociado con alcohol el pecho en medio de una discusión. Personal del Ministerio Público Fiscal, junto al de la Brigada de Investigaciones y de la Comisaría de la Mujer, aquel mismo lunes a la noche llevaron adelante un allanamiento en la vivienda en donde reside M. T.

En ese domicilio secuestraron el recipiente de alcohol, además de realizar los peritajes correspondientes para determinar las circunstancias del hecho.

La semana anterior se había conocido la posibilidad de un traslado al Instituto del Quemado en Buenos Aires una vez que sea estabilizada y el momento no ha sido posible.

Este miércoles, desde el Hospital Regional confirmaron a El Patagónico que la paciente se encuentra internada en la terapia intensiva del nosocomio con asistencia respiratoria debido a las graves quemaduras que presenta en las vías aéreas.

Los peritos informáticos avanzan en el análisis del aparato y los mensajes que pueden llegar a encontrar para establecer si están en presencia o no de un delito de violencia de género.

Los principales interrogantes para los investigadores consisten en la manera en que la mujer habría sufrido las quemaduras, en donde no tenía lesiones sobre la cabeza pero sí en la parte delantera del torso, sobre el pecho, por lo que intentan reunir mayor información al respecto.

Fuente: El Patagónico (Comodoro Rivadavia)