LO QUE FALTABA

Ministro Peralta ordenó denunciar a las madres que reclaman en el Formenti

Mientras las mujeres que tomaron el CIC Formenti continúan con su reclamo, una supuesta negociación no dio resultados. La ministro de Desarrollo Social ordenó que se les haga una denuncia penal.
jueves, 12 de noviembre de 2015 · 10:11
La ministro de Desarrollo Social Gabriela Peralta mandó a denunciar penalmente a las diez jóvenes madres que tomaron un sector del CIC Formenti en reclamo de los contratos prometidos y diez sueldos adeudados.

Fue después que en el primer día las mujeres plantearan la problemática en la delegación local de la Secretaría de Trabajo, de donde se notificó al ministerio provincial el reclamo por los meses no pagados.

El segundo día del conflicto ya informado por Ahora Calafate en un informe anterior, no mejoró la situación.

Por la tarde, en su lugar de trabajo, las empleadas recibieron la visita de representantes del ministerio que llegaron desde Río Gallegos, junto a la directora del CIC Silvia Álvarez y el concejal Juan Pallalef, como referente del sector político del que participaban las mujeres y por lo que tenían su promesa de ser ingresadas a la administración provincial.

Al mismo tiempo que se encaraba la reunión que se hizo en lo que era la guardia del viejo hospital, la directora Silvia Álvarez cumplió con la orden de la ministro Gabriela  Peralta de firmar una denuncia penal, lo que se hizo en la comisaría 2da de esta ciudad.

La explicación fue que la denuncia es en resguardo de las instalaciones y de los alimentos que se ubican en el depósito donde pasaron la segunda noche las diez mujeres.

Hoy jueves, la denuncia es analizada por el juez Carlos Narvarte, aunque se cree que por su característica de conflicto laboral no prospere en ese juzgado.

El funcionario que llegó desde Río Gallegos lo hizo con la idea de pagar una ayuda social de 10 mil pesos a cada mujer, si dejaban la toma y con la promesa de tratar de agilizar los contratos que les deben.

Pero las mujeres ya no creen en nada. Llevan casi diez meses escuchando promesas que no se cumplen, y ahora sienten que fueron usadas por la campaña electoral del concejal Juan Pallalef. Así lo había dicho Maira, una de las jóvenes madres, en una entrevista con el programa Turno Mañana de FM Dimensión, y así se lo hicieron notar también en la reunión  al mismo concejal y ex candidato a concejal a quien responsabilizaron de la situación.

Un hombre mayor llegó a las lágrimas de la impotencia que siente por la situación de su hija. Mientras fumaba un cigarrillo tras otro, fuera de la sala donde se realizaba la reunión entre las mujeres y funcionarios, lamentó haber participado de la campaña electoral para el sector del PJ y criticó una y otra vez al concejal Juan Pallalef. Minutos mas tarde, su hija debió sacarlo del lugar de reunión porque se estaba alterando.

Fueron momentos de gritos y lágrimas en las mayorías de las mujeres, y de enojo en familiares y allegados.

Quienes se mantienen en el reclamo también plantean que los funcionarios se dedicaron a amedrentarlas y asustarlas sobre que si no dejaban la toma y el reclamo, enfrentarían una causa penal, que debían dejar el lugar sino perdían toda posibilidad de acuerdo y hasta la idea que si prosperaba la denuncia ni siquiera el próximo gobierno les daría trabajo. (Ahora Calafate)