SIN PRECISIONES DEL EJECUTIVO MUNICIPAL

Indignación ante la falta del colectivo público en Caleta y Río Gallegos

Ya son varios los días donde los habitantes de Caleta Olivia se ven impedidos en hacer uso del transporte público de pasajeros. Lo mismo ocurre hace un mes en Río Gallegos.
miércoles, 9 de marzo de 2016 · 11:58
Ante la huida de la deficiente empresa de capitales santafesinos que hasta hace poco tiempo daba sus prestaciones en esta ciudad, hoy, no parece vislumbrarse algún cauce de solución para las miles de familias caletenses que hacían uso a diario del servicio y que lamentablemente, no están recibiendo soluciones concretas en este punto, por parte de la actual intendencia.

Si bien es cierto que la anterior empresa fue recibida con "bombos y platillos” por el anterior gobierno, y luego de reiterados desentendimientos entre los empleados y su patronal, que dejaron de rehén al pasajero en innumerables oportunidades, ya en los últimos meses del 2015 era conocido por todos que "Autobuses Santa Fé” no seguiría más con el servicio. Lo cual para el nuevo gobierno electo en octubre pasado, a sabiendas de esta situación, sería un tema transcendental en su agenda política y de gestión, para resolver urgentemente.

Pero nada de esto ocurrió. Lamentablemente, los días pasaron para este intendente que se encuentra desbordado en distintos frentes, y el transporte público no deja de ser ajeno en toda esta coyuntura, lo que pareciera ser un tema que escapara a su real conocimiento, tal como lo dejara sentado en sus distintas expresiones públicas vertidas, dejando de esta manera, más dudas que certezas, con respecto a su real capacidad para encontrar un modelo que asista a los pasajeros que necesitan a diario trasladarse a su trabajo, establecimiento educativo o punto de destino, enfrentando a los altos costos que demanda la elección de otro medio.

Al respecto, la pregunta del millón es ¿Qué se hizo hasta el momento? ¿Por qué dejan dilatar tanto las soluciones? Muchos lectores de este medio se comunican para consultar que se está haciendo para el arribo de alguna medida concreta, dando en paralelo su muestra de desaprobación en tal sentido y reflejando una nueva postal que parece repetirse por estos días en varios lugares de la ciudad: garitas y paradas vacías.

"No puedo seguir pagando todos los días $70 para ir a mi trabajo, ¿quién se hace cargo?” se pregunta uno de los tantos comentarios a través de las redes sociales, de un vecino que todos los días, indignado, debe trasladarse desde el barrio "Rotary XXIII” para llegar hasta su lugar de labor en otro extremo de nuestra ciudad. ¿Cómo harán los chicos que usaban este transporte para asistir al colegio? preguntas que no tienen respuesta todavía.

Ante esto, la falta de información, también es otro componente que evidencia un profundo malestar social, en definitiva, nadie conoce en detalle ¿cuál es el plan? (si es que lo hubiera) para recuperar esta función social tan importante que cumple el transporte en  esta y en cualquier ciudad del mundo. 


"Ninguna empresa quiere venir a Caleta Olivia” fueron los dichos del Intendente "Prades" luego de la inauguración de las sesiones del Honorable Concejo Deliberante, como si esta ciudad fuera víctima de un ambiente enrarecido, en referencia a la supuesta negativa que recibiera el mandatario, por parte de dos posibles capitales privados, para hacerse cargo de las operaciones. De todas maneras, esa respuesta no puede relativizarse, no debe ser tomada como una justificación concreta al problema que hasta ahora no encuentra solución. Es decir, a esa contestación recepcionada, se debería resolver con mayor fuerza de trabajo, para cubrir rápidamente el vacío, que por el momento nadie conoce a ciencia cierta, cuáles son las verdaderas intenciones y las gestiones para que nuevamente, el transporte público de pasajeros, regrese a Caleta Olivia. (La Vanguardia del Sur)