Carta Abierta al director del Hospital de Truncado tras el fallecimiento de una beba recién nacida

Una familia decidió difundir una Carta Abierta al director del Hospital Distrital luego de que su beba recién nacida falleciera en el nosocomio. El desgarrador relato agradece la atención médica y pide gestiones para el centro de salud.
miércoles, 31 de mayo de 2017 · 09:51
La misiva dirigida al Dr. Néstor Hernández fue escrita por Jorge Moriones y Lorena Padilla y se dio a conocer en las últimas horas a través de redes sociales. En la misma detallan lo vivido por la mujer el pasado 23 de mayo cuando se presentó en el Hospital para recibir atención médica dado que estaba a punto de dar a luz y su embarazo presentaba complicaciones.

Allí agradecen el trabajo de los profesionales médicos que la socorrieron y que no pudieron hacer absolutamente nada para salvar a su hija, la pequeña Lourdes Alondra Moriones, que falleció a las pocas horas de nacer.

Además, le piden al doctor Hernández que realice gestiones para que al nosocomio lleguen más profesionales médicos y especialistas que garanticen una correcta atención a todos los vecinos de nuestra ciudad.

A continuación, transcribimos la carta escrita por la familia Moriones-Padilla:


Sr. Director del Hospital de Pico Truncado: 

Nuestra gente precisa atención médica e insumos para cualquier tipo de urgencia. A mi me toco pasar el pasado 23 de mayo estar internada con contracciones (por) un embarazo de alto riesgo y no había ginecólogo de guardia, solo médica generalista. Yo aguanté hasta que ingresó la Dra. Alicia Haydee Vázquez y me tactó. Yo tuve que ir a parto y me atendieron con mucha dedicación, también la obstetra Daniela Fabiana Lapeyre y personal de maternidad, y a mi hijita la pediatra Lizzete y todo el equipo de pediatría, porque mi hijita venía muy complicada. La atendieron no solo medicamente, (sino) humanamente y haciendo lo imposible para salvar a mi bebé, pero mi hijita Lourdes Alondra Moriones falleció a las dos horas de nacer. Yo le pido gestione médicos y especialistas y no sature a los pocos médicos que nos quedan, que tienen que hacer magia con lo poco que tienen para trabajar. Necesitamos que entre todos busquemos soluciones. ¿Qué hubiese pasado si se me hubiese complicado mi parto y no había anestesista? ¿Usted que gestionó para nuestro Hospital? Nuestros médicos tienen que trabajar descansados y en sus cinco sentidos porque a mí me tocaron excelentes médicos de vocación, pero podría haber sido diferente. Yo le pido a todos que lean mi carta y compartan. Yo estoy destrozada pero no puedo dejar de agradecer toda la atención recibida.

Eternamente agradecidos.

Jorge Moriones y Lorena Padilla.

Comentarios