Tierra del Fuego

Ushuaia: Proyecto adhesión TDF a ley uso marihuana

Desde los bloques del PJ y el FPV en la legislatura provincial impulsan la adhesión a la ley nacional de uso medicinal de Cannabis, ambas propuestas, ingresadas por separado, promueven la adhesión de la Provincia la ley nacional 27.350.
viernes, 23 de junio de 2017 · 10:40


El proyecto del bloque legislativo del oficialismo determina que la cobertura prevista en la norma nacional sea garantizada por el Sistema Público de Salud y deba ser incorporada como prestación obligatoria para la Obra Social de la Provincia y garantizada por todas las obras sociales y empresas de medicina prepaga que operen dentro del territorio provincial. 

Apenas con 2 horas de diferencia ingresaron a la Legislatura los dos proyectos que impulsan que la Provincia adhiera a la ley nacional que estableció establecer el marco regulatorio para la investigación médica y científica del uso medicinal, terapéutico o paliativo del dolor de la planta de cannabis y sus derivados. 

Una de estas iniciativas fue presentada por la legisladora oficialista Myriam Martínez el pasado lunes 19 antes de irse de viaje a Estados Unidos con la gobernadora, en tanto que la otra fue ingresada por el Poder Ejecutivo durante esa misma jornada.

Si bien ambas propuestas tiene por finalidad la adhesión a la ley nacional 27.350 –que fuera sancionada a fines de marzo de este año- presentan algunas diferencias, ya que mientras el proyecto que lleva las firmas de la Gobernadora y el Ministro Jefe de Gabinete establece que "el Ministerio de Salud de la Provincia será la autoridad de aplicación” de la ley y lo faculta "a celebrar los convenios por aplicación de lo dispuesto en la Ley Nacional, como así también a emitir aquellas disposiciones complementarias que resulten necesarias en el marco de la adhesión dispuesta”, el que elaboró la vicepresidente 1º del Parlamenta pretende que "las prestaciones médico-asistenciales y cobertura a que hace referencia la ley nacional 27.350 deberán ser garantizadas por el Sistema Público de Salud a partir de sus efectores, deberán ser incorporadas como prestaciones obligatorias en la Obra Social de la Provincia de Tierra del Fuego (OSPTF) y garantizadas por todas las obras sociales y empresas de medicina prepaga que operen dentro del territorio provincial”.


Las mencionada ley crea el Programa Nacional para el Estudio y la Investigación del Uso Medicinal de la Planta de Cannabis, sus derivados y tratamientos no convencionales, en la órbita del Ministerio de Salud; crea un registro nacional voluntario a los fines de autorizar la inscripción de los pacientes y familiares de pacientes que, presentando las patologías incluidas en la reglamentación o prescriptas por médicos de hospitales públicos, sean usuarios de aceite de cáñamo y otros derivados de la planta de cannabis, con el resguardo de protección de confidencialidad de datos personales y garantiza el acceso gratuito al aceite de cáñamo y demás derivados del cannabis a toda persona que se incorpore al programa, en las condiciones que establezca la reglamentación”, la que debería haber sido dictada por el Ejecutivo Nacional "en un plazo no mayor a 60 días” contados desde la publicación de la ley en el Boletín Oficial, lo que ocurrió el miércoles 19 de abril. 


La norma nacional también faculta a "la autoridad de aplicación a realizar todas las acciones requeridas para garantizar el aprovisionamiento de los insumos necesarios a efectos de llevar a cabo los estudios científicos y médicos de la planta de cannabis con fines medicinales en el marco del programa, sea a través de la importación o de la producción por parte del Estado nacional”, a "autorizar el cultivo de cannabis por parte del Conicet e INTA con fines de investigación médica o científica, así como para elaborar la sustancia para el tratamiento que suministrará el programa” priorizando "la producción a través de los laboratorios públicos nucleados en la Agencia Nacional de Laboratorios Público” en "cantidades suficientes para su uso exclusivamente medicinal, terapéutico y de investigación”. Además prevé que la Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica permita "la importación de aceite de cannabis y sus derivados, cuando sea requerida por pacientes que presenten las patologías contempladas en el programa y cuenten con la indicación médica pertinente”.


Establece también que el Poder Ejecutivo Nacional disponga las previsiones presupuestarias necesarias para dar cumplimiento a los objetivos de la ley. 

El aceite de cannabis es un derivado de la planta de marihuana con alto contenido de cannabidiol y baja proporción de THC, la sustancia que causa adicción, que alivia el dolor por enfermedades como el cáncer o de origen neuropático e inflamatorio; permite controlar las náuseas y los vómitos que provoca la quimioterapia; disminuye las convulsiones en pacientes con epilepsia refractaria, y estimula el apetito en personas con VIH.

 

Crónicas Fueguinas