"En Caleta Olivia el faltante de agua es un negocio"

Así lo manifestó José Avellaneda, de los vecinos autoconvocados por el agua en Caleta Olivia, a Radio Nuevo Día 100.9. Señaló que no se regulan los precios ni las condiciones sanitarias de la venta de agua. Indicó que toda la clase política debe pedir por la finalización de la planta de osmosis.
lunes, 17 de diciembre de 2018 · 14:52

La falta de agua en Caleta Olivia ha sido una constante en los últimos años, con permanentes roturas en el acueducto de la zona y las quejas por la falta de soluciones. Situación que se vuelve más compleja durante el verano. 

A eso se suma el comercio de agua hecho por particulares, quienes son acusados de abusar de la necesidad de la población. 

Sobre estos temas dialogó Radio Nuevo Día 100.9 con José Avellaneda, referente de Vecinos Autoconvocados por el Agua en Caleta Olivia. 

Respecto a la venta de agua, señaló: “Un camión de mil litros, que es lo básico que se puede traer a una casa, te lo pueden cobrar de $350 a $600 en un día. El fin de semana pasado hubo mucho calor, había problemas de agua, había escasez y una dificultad en los cargaderos para abastecer los camiones. Si conseguis uno te puede llegar a cobrar $600”. 

“No hay una regulación prevista acerca de cuánto debe cobrarse. El municipio  no aplica, como corresponde la ordenanza, no solo con los controles sino con las condiciones sanitarias que debe tener un camión para llevar agua para el  consumo a las casas” agregó.

Avellaneda indicó que espera que haya un trabajo en conjunto entre el municipio y la provincia para “diagramar un atarea de emergencia” en común, para poder pasar la época veraniega.

Obras inconclusas

Respecto a los representantes nacionales de Santa Cruz, Avellaneda señaló: “Es necesario que terminemos y le pongamos fin a la planta de osmosis para poder palear y remediar, en parte, la necesidad que está teniendo Caleta Olivia y no depende tanto de lo que pueda brindar Comodoro Rivadavia”. El dirigente agregó que la obra debe terminarse, “dejando de usar el tema del agua para hacer campaña”.

Consultado sobre el comercio de agua, Avellaneda reconoció que “es un negocio”. “hoy cualquiera que tenga una camioneta le pone un tanque o dos en la cúpula de la camioneta y sale a vender agua, eso es una realidad y nadie controla”.  “El faltante de agua es un negocio, paradójicamente, y muchas veces hace pensar que no se busca traer soluciones reales porque se desactivaría el negocio grande que hay con el tema del agua” expresó.

“Esperemos que realmente se busque darle una resolución, sino uno nunca puede saber cuándo la gente puede cansarse realmente y trasladar esa queja de la red social o el mensaje de radio y llevarlo de nuevo a la calle” dijo, en referencia a las protestas de 2014 que involucraron a gran cantidad de la población de la localidad de zona norte.

(El Diario Nuevo Día)