Creen que el brote de hantavirus en Epuyén se propagó en una fiesta

La tercera víctima fatal con infección confirmada de hantavirus y un cuarto paciente que murió en la mañana de ayer con síntomas similares multiplicaron la alarma en torno del brote de esa enfermedad que afecta a Epuyén.
miércoles, 19 de diciembre de 2018 · 15:31

El director del Área Programática Esquel, Jorge Elías, dijo ayer que el “contexto epidemiológico” está circunscripto a Epuyén y por eso se dispuso “extremar las medidas de seguridad” en esa localidad.

Confirmó que las evidencias disponibles permiten sospechar que hubo contagio entre humanos y que la mayoría de los infectados no contrajo el virus a través de roedores, como lo advierten en general las campañas de prevención. Elías evitó las conclusiones terminantes y sólo habló del contagio entre personas como una “hipótesis fuerte”.

Lograron determinar que el primer caso positivo de hantavirus en Epuyén fue el de un paciente “que lo adquiere en un medio agreste” y que ya estaba en fase sintomática de la enfermedad (con fiebre y malestar gastrointestinal) cuando concurrió al cumpleaños de una joven junto a otro centenar de invitados. Allí, al parecer, se produjeron el resto de los contagios. “El único brote documentado de este tipo fue el de la primavera de 1996 en El Bolsón, cuando por primera vez el mundo científico tuvo certeza del contagio interpersonal”, dijo Elías.

Señaló que esta vez, a partir de la sucesión de casos en Epuyén conformaron una mesa con biólogos, infectólogos y especialistas del Instituto Malbrán, que trabajaron de inmediato en la reconstrucción de la actividad previa y el entorno de los pacientes y determinaron que la fiesta en el salón de Epuyén habría sido el factor desencadenante del brote.

Aportó también otro dato que abona esa sospecha: “todos los roedores capturados en los ambientes donde vivían los pacientes infectados hasta ahora dieron negativo, de modo que no se puede hablar de una ratada”.

Fuente: El Patagónico (Comodoro Rivadavia)