Zona Franca de Punta Arenas proyecta complementarse con la que abrirá en Río Gallegos

Comerciantes de la provincia argentina han viajado hasta la capital de Magallanes para reunirse con sus pares. La región austral chilena sería una de sus fuentes de abastecimiento. 
lunes, 12 de marzo de 2018 · 08:23

En Río Gallegos, en la provincia argentina de Santa Cruz, esperan que este mes el gobierno central apruebe la reglamentación aduanera que regulará definitivamente el funcionamiento de la futura Zona Franca que partirá en 20 hectáreas, a 17 km al sur de la ciudad, con una galería con 14 locales comerciales.

Mientras tanto, 252 km al sur de Río Gallegos, en las bodegas de la Zona Franca de Punta Arenas, permanecen almacenados los sistemas de iluminación que se instalarán en el recinto franco del vecino país.

Aunque el comercio de Punta Arenas, incluida su Zona Franca, abastecen a 350 mil personas que habitan en las ciudades próximas del sur argentino, quienes viajan por el día a comprar a la capital magallánica, Eugenio Prieto, gerente de Sociedad Rentas Inmobiliarias, la administradora de la Zona Franca de Punta Arenas, no se inquieta. "Creemos que hay más oportunidad de desarrollar comercio, ofrecer logística a que sea una competencia", señala.

El recinto opera desde hace 40 años en 52 hectáreas, con 120 locales en el edificio central de módulos, otros 50 en calles aledañas, y está invirtiendo US$ 5,7 millones para mejorar su oferta de entretención y locales.

Lo mismo piensa Leonardo Álvarez, ministro de la Producción de la provincia de Santa Cruz, quien espera que en el primer semestre ya esté operando el recinto franco.

"Es la oportunidad de complementarse, en algún momento puede haber competencia, pero también se generará asociatividad", asegura.

Eugenio Prieto recuerda que la Zona Franca de Punta Arenas se abastece entre 20% y 30% de productos de la Zona Franca de Iquique y por ello plantea que el recinto magallánico puede ser un buen punto de abastecimiento para el complejo trasandino.

Las ventas del recinto de Punta Arenas en 2017 alcanzaron los US$ 453 millones y representó un 0,5% menos que lo registrado en 2016. Y para este año proyectan vender US$ 475 millones, con un 5% más, adelanta Prieto.

Comerciantes de Río Gallegos ya han viajado a Punta Arenas para reunirse con sus pares de la Zona Franca magallánica para que sean su fuente de abastecimiento. "Ahí vemos que hay una oportunidad para hacer comercio", insiste Prieto.

Otros usarán el puerto de Punta Arenas para mover la carga que trasladen por vía terrestre a Río Gallegos.

Luis Lepori, presidente de la Cámara Franca, que aglutina a los usuarios, sostiene que "nuestra zona franca tiene una oferta de productos más amplia de la Patagonia".

En tanto, Leonardo Álvarez explica que en el recinto franco de Río Gallegos hay terrenos para que se instalen otros locales y se proyecta construir otra galería con 14 locales en una segunda etapa. A diferencia de la Zona Franca de Punta Arenas, en la trasandina no venderán vehículos nuevos, que es una de las aspiraciones de los habitantes santacruceños. Sí incentivarán el desarrollo de industrias cuyos productos no pueden venderse en Argentina, sino que al exterior.

806 mil personas fue el promedio mensual de visitas durante 2017 a la zona franca.

US$ 40 millones es la inversión de privados con nuevos locales y remodelaciones.

5 mil son los metros cuadrados que incorporará el principal edificio de módulos. (Economia y Negocios)

13
4
7%
Satisfacción
69%
Esperanza
16%
Bronca
0%
Tristeza
2%
Incertidumbre
4%
Indiferencia

Comentarios