Preocupación por el aumento de roedores en Comodoro Riavdavia

A poco menos de un mes de cumplirse un año del temporal que arrasó con Comodoro Rivadavia, las huellas de su paso siguen frescas en algunas zonas de la ciudad donde, según informó el diario El Patagónico, la presencia de roedores aumentó de forma alarmante. Temen brote de enfermedades.
viernes, 2 de marzo de 2018 · 17:05

El temporal que vivió Comodoro Rivadavia el 29 de marzo del 2017 y los días posteriores no solo dejaron en la ciudad calles rotas, casas abandonadas y sueños destrozados. Tal como detallaba el informe especial de El Patagónico, algunos barrios como el Moure todavía viven al lado de ríos cloacales y son ignorados por las autoridades.

En tanto en el triángulo que conforman los barrios Juan XXIII, Abel Amaya e Isidro Quiroga el aumento de la presencia de roedores ya está a la vista de todos, con lauchas trepándose por los tirantes de las casas y almacenes de comida invadidos por materia fecal y roturas de bolsas de alimentos.

Tal es la cantidad de estos animales que en los kioscos de los alrededores empezaron a vender cebos para empezar a mitigar la presencia de los mismos, pero la preocupación de los vecinos aumenta a la hora de señalar las enfermedades que pueden transmitir estos pequeños animales. Salmonela, leptospirosis, enfermedad de Weil o el hantavirus son solo varias de las enfermedades que pueden ser transmitidas a los humanos con el solo contacto con el aire contaminado por sus heces y orina.

Según detalló Javier a El Patagónico “desde junio hasta el mes pasado atrapé con las trampas de poxirrán más de 40 lauchas en mi casa, que es una casa de 45 metros cuadrados, el problema es que está construida con durlock y tienen mucho espacio para anidar y trasladarse, el principal problema es fumigar porque no tengo donde ir, y encima si fumigo y se mueren entre las paredes puede empeorar la situación, es algo que hemos denunciado al departamento de Saneamiento de la municipalidad y no nos dieron respuesta”.

Javier agregó además que esta situación se agrava debido a la suciedad que quedó tras el temporal “muchas casas quedaron abandonadas y empezaron a ser usadas como basureros, también hay vecinos que no le prestan atención a la limpieza y por más que nosotros pongamos mil trampas y cebo, las ratas estas se reproducen a una velocidad increíble, le pedimos a quién corresponda que tome cartas en el asunto y realicen un plan de remediación de esta situación porque estamos a nada de que explote un caos sanitario”.

Las principales medidas de prevención tienen que ver con técnicas para sellar los hogares de manera de que no entren los roedores, que suelen medir menos de 10 centímetros (o hasta 25cm con cola). Otra recomendación es sellar todos los alimentos y ventilar bien los espacios cerrados, ya que el hantavirus es altamente sensible al sol y al aire fresco. Las trampas para ratones y las zanjas son la opción más extrema, en caso de que la presencia de ratones sea muy numerosa.

Fuente. El Patagónico (Comodoro Rivadavia) 

Valorar noticia

25%
Satisfacción
0%
Esperanza
25%
Bronca
0%
Tristeza
50%
Incertidumbre
0%
Indiferencia