Doña Hilda Pérez, 88 años de vida, 50 de comerciante, emblema del emprendedurismo

La propietaria del prestigioso y querido “Hotel Victoria”, Doña Hilda Pérez, recibió la visita del intendente Néstor González quien fue a homenajearla (mediante una plaqueta de reconocimiento) por ser una de las comerciantes con mayor actividad en Puerto Santa Cruz.
miércoles, 25 de abril de 2018 · 22:10

Con tan solo 15 años dejaba atrás su querido Chile natal para aventurarse y buscar mejor suerte por éstos pagos. Hoy, 73 años después, Doña Hila se ha convertido no solo en un emblema del emprendedurismo social sino también en un ejemplo de esfuerzo, sacrificio y humildad.

Con una familia siempre cercana, nuestra vecina ilustre invita a los presentes a compartir el almuerzo; el cual es regado por extraordinarias anécdotas de sus años mozos al frente del comercio, el cual aún hoy es un centro neurálgico del vermú y sigue prestando servicio de hotelería.

“El chupi no es como el jarabe” o “les voy a preparar una cazuela a cucharon partido”, son algunas de las frases emitida por Doña Hilda que emana sabiduría popular por todos los wines; mientras recuerda con nostalgia aquellas épocas donde ella sola cocinaba para más de 70 personas.

El “Hotel Victoria”, residencial de muchas personas, cuenta con un huésped que hace 21 años que eligió éste espacio como su hogar.

En estos tiempos donde la igualdad de género ésta en la mesa del debate, Doña Hilda fue una pionera llevando adelante las riendas de un rubro que muchas veces fue sindicado para el hombre. 

El paso del tiempo nos llega a todos, pero la lucidez de doña Hilda es asombrosa; a tal punto que recuerda que el señor que le saca las fotos fue su vecino hace algunos años; le habla a su nieta de sus cualidades culinarias; deja entrever su simpatía por el intendente y recuerda sus bien ponderadas empanadas y los Ñoquis chilenos.

A la hora de hablar de Carlitos, su nieto, se emociona y nos dice que está muy bien en su periodo de recuperación.

Actualmente, Doña Hilda recibe la ayuda de su familia, de la señora María Luisa Fregenal y del señor Ángel Gallardo, quienes pese a la crisis económica se las rebuscan para llevar adelante el hotel.

Cómo hablar de Doña Hilda y no recordar a Héctor su hijo; siempre con buen humor y excelente predisposición a la hora de atendernos en el Hotel o en los transporte “Ruta 3” y después en “Andesmar”. Sin dudas la familia Pérez/Bahamonde ya tiene su libro de oro en la historia de nuestra comunidad.    

La comitiva municipal que formó parte de ésta actividad también estuvo integrada por: la secretaria de Gobierno Andrea Saldivia;la directora de la Hostería Adriana Villagrán; la directora de Comercio Paula Lepu; el jefe de Protocolo Lucas Noriega y el señor Roberto Gironi.