SECCIÓN Info General
Río Gallegos
Act

En dos años cuatro tragedias en altamar enlutan al mar patagónico

El Repunte, el ARA San Juan, el pesquero Rigel y ahora el buque español Dorneda formarán parte de la historia de tragedias a lamentar. En todos los casos los operativos se dieron teniendo como epicentro la provincia del Chubut.

Negligencia, malas condiciones de las embarcaciones, mareas peligrosas, cuáles son los puntos en común de los accidentes navieros en el sur argentino.

El 17 de junio de 2017 a 36 millas de las costas de Rawson se produjo el naufragio de “El Repunte”, de los doce tripulantes que viajaban a bordo de la embarcación solo dos personas salvaron su vida, Lucas Trillo y Julio Guaymas. Y se lograron recuperar tres cuerpos: José Ricardo Homs, Luis Jorge Gaddi y Sivano Coppola.

El Repunte viajó desde Mar del Plata a la Patagonia en busca de langostino. Los sobrevivientes informaron que toda la tripulación estaba informada del temporal. Ya habían terminado la carga y se retiraron a dormir, cuando por la madrugada comenzó a ingresar agua al barco. Ese ingreso horas más tarde fue imposible de detener y eso fue el principio del hundimiento que no se pudo parar en medio de un temporal.

Cinco meses más tarde, sin que la herida de El Repunte pueda sanar después de se abandonara la búsqueda de los siete cuerpos desaparecidos, una nueva desaparición golpeó al mar patagónico: el 15 de noviembre se perdió contacto con el ARA San Juan.

En el ARA viajaban 44 tripulantes. Antes de que se perdiera su rastro se encontraba a 465 kilómetros de Puerto Deseado, Santa Cruz. Tras diez días de búsqueda con ayuda internacional y con base de acción instalada en Comodoro Rivadavia se determinó que el ARA San Juan sufrió un "evento anómalo, singular, corto, violento y no nuclear consistente con una explosión". Con esa información la esperanza de hallar con vida a los tripulantes se disolvió, pero recién el 30 de noviembre se levantó el operativo de búsqueda.

El pasado 8 de junio la alarma en el mar se volvió a encender con la pérdida de contacto con el pesquero Rigel, se encontraba trabajando en la temporada de captura de langostinos, con una dotación de nueve tripulantes. Tras una búsqueda desesperada bajo el lema “ni un hundimiento más”, el pasado 1 de julio la fuerza naval informó que el barco fue encontrado “a 93 metros de profundidad” por personal del guardacostas SB-15 “Tango” del Servicio de Salvamento. Desde entonces con robots se trata de buscar indicios de restos humanos en su interior. El pasado 8 de julio al cumplirse un mes del naufragio se informó que la búsqueda finalizaba.

Hoy las heridas abiertas para los estibadores se reabrieron con una nueva tragedia un buque de la empresa española Freiremar, se hundió a unas 308 millas náuticas frente a las costas de Comodoro Rivadavia, Chubut, informó la Armada Argentina. Según el comunicado de la fuerza, se pudo rescatar a 25 tripulantes de la nave hundida, pero se registra un muerto y un desaparecido.

Barcos de papel

Un documental que refleja las tragedias en el mar, las más conocidas y los cientos de accidentes que ocurrieron sin víctimas fatales se proyectará en las próximas semanas. El film da cuenta de la falta de control en las embarcaciones y el latente peligro a que las tragedias se multipliquen. Fuente:elpatagonico.net

Comentarios
EncuestaVer más +

¿Votarías a Eduardo Costa para la gobernación de Santa Cruz en 2019?

Otras Noticias


Santa Cruz
Actualizado las 24 hs

El Diario Nuevo Día | Comunicación Social - Todos los derechos reservados. (2005-2015)

CMS Peridicos