Tierra del Fuego AFARTE: Sera dificil sostener los puestos laborales

El presidente de AFARTE, Federico Hellemeyer, manifestó que con el impacto de la caída del consumo en la industria fueguina, se dificulta el sostenimiento de los puestos laborales y reiteró que “la situación es difícil con un nivel de actividad bajo, dentro de un acuerdo de competitividad que firmamos el año pasado, en noviembre, con la provincia, la Nación y los gremios, UOM y Asimra”.
miércoles, 15 de agosto de 2018 · 20:56


“Se congelaron las paritarias por dos años y se mantienen los puestos de trabajo (hasta junio de 2020). La idea es ser competitivos y llegar a la gente con el precio más bajo posible, esa es la llave de la supervivencia del sector”, señaló.

Sin embargo, Hellemeyer reconoció que “en una coyuntura como la actual, hay preocupación por el escenario inflacionario, que en Tierra del Fuego impacta más”.

Hoy, con la caída del consumo del 50%, se hace muy difícil sostener el tema de los puestos de trabajo. Las empresas honran la garantía, será difícil sostener esto en el tiempo si no se revierte la tendencia de consumo”, agregó.

Respecto a una posible reconversión productiva en la isla, el titular de AFARTE dijo que se trata de “una charla constante”, señalando que “el régimen promocional de la provincia termina en 2023”.

“Se habla todo el tiempo de diversificación de la matriz productiva de la provincia y del portafolio de la industria y del aprovechamiento de recursos naturales. Debiera ser un proceso lento hacia la diversificación a partir de la capacidad industrial instalada. Hay que aprovechar lo que hay y construir sobre lo que existe, si es competitivo, con mucha más razón”, sostuvo.

Y dijo que “el primer componente importante, por el régimen, es que sean productos que no compitan con el continente. Las líneas tecnología tienen innovación todo el tiempo. Energías renovables, productos inteligentes, domótica, Internet de las cosas”.

Para que esto ocurra, Hellemeyer consideró que se necesita “un marco de certidumbre”, explicando que “las inversiones y proyectos industriales necesitan un horizonte más extenso, más allá del vencimiento del régimen de promoción”.

“En principio no pedimos nada, hicimos los deberes y buscamos demostrar músculo para reaccionar frente al pedido de lograr precios más competitivos. El contrapunto era más interesante antes de la devaluación, cuando la tendencia era nominal negativa. Pero hoy estamos conformes con la performance de los precios, a nivel local y también cuando nos comparamos con Brasil, Chile, EEUU, Colombia y otros mercados de la región. Cuando más fuerte seamos más argumentos vamos a tener para cuando haya que pedir algún tipo de certidumbre o medida especial”, indicó.

Reiteró que la caída del consumo es el factor principal de la situación que atraviesa la industria de Tierra del Fuego. "Hoy estamos mal porque todo el país está mal, y la economía está mal", dijo.
 

En declaraciones a FM del Pueblo, el titular de AFARTE reconoció "han habido medidas que se han tomado, como la quita del arancel del 35% a la informática que nos afectó, pero la realidad es que después de eso el principal motivo por el cual hoy estamos mal tiene que ver con la caída del consumo".


"No tiene que ver con ningún tipo de política ni protectora industrial ni desprotectora industrial. Hoy estamos mal porque todo el país está mal y porque la economía está mal", afirmó.

Para Hellemeyer "eso es más urgente que cualquier tipo de tribuna ideológica sobre si hay más o menos protección en la industria"

"Hoy eso sinceramente no tiene urgencia frente a lo que sí tiene urgencia, que es la caída del consumo, y eso es lo que nos tiene que preocupar en este momento", sostuvo.

El presidente de AFARTE sostuvo que se requiere "una economía más previsible", entendiendo además que "de la mano de eso es importante que disminuyan las tasas e interés y que vuelvan las compras en cuotas"

Recordó que los productos de la industria fueguina "no son de primera necesidad ", detallando que en televisores y celulares la caída de los niveles de producción "está en el orden del 50%".
 

"Ese es el número de caída de ventas de las fábricas a los retailers, es muy fuerte", cerró.

Crónicas Fueguinas

Comentarios