Las Grutas, eufórica: la eligieron mejor playa del país y ahora espera un aluvión de turistas

El balneario rionegrino, que está en pleno crecimiento, ahora apunta al turismo internacional. Delfines y aguas cálidas y turquesas, donde comienza el sur del país.  
domingo, 06 de enero de 2019 · 10:01

Hasta los delfines festejan que las playas de Las Grutas hayan sido elegidas las mejores del país. Media docena de ejemplares Nariz de Botella se apoderaron de la costa sobre la bajada 2 del balneario antes de que los turistas bajaran a poblarla. A esa hora, las 9 de la mañana, con el sol a pleno, la pleamar dejaba ver una orilla angosta contra los acantilados y en breve comenzaría su primera retirada diaria de 6 horas, el momento en el que la temperatura del agua, azul turquesa, reflejo de un cielo sin nubes, alcanza su clímax. Una tenue brisa en todo el Golfo San Matías completaba la escena de un amanecer soñado.

Aguas cálidas con picos de 25 grados, playas extensas, fauna marina diversa y multiplicidad de opciones son los argumentos que alimentaron el veredicto de la consulta impulsada por la agencia de viajes FligthNetwork y que elevó la autoestima de este enclave turístico rionegrino que ya comienza a vivir otra gran temporada. “Nos tomó por sorpresa y es a la vez un orgullo y un desafío para mejorar día a día” dice Nadina Gutierrez, la secretaria de turismo del municipio de San Antonio Oeste, cabecera del distrito. En su despacho entre la rambla y la peatonal Viedma, no paran de sonar los teléfonos y reproducirse las notificaciones por la gran repercusión del anuncio.

“Venimos de diez años de un crecimiento maravilloso y estamos posicionados muy bien a nivel nacional, pero esto nos puede sumar más aun hasta en el plano internacional” comenta entusiasmada la funcionaria, al ver a Las Grutas entre las 33 mejores playas de Sudamérica. Cada verano, la población permanente de unos 9000 habitantes de la villa se cuadruplica y al final de la temporada pasan por sus costas, más de 400.000 turistas. Los fines de semana, como el extra largo del Primero de Año, las 20.000 plazas disponibles en hoteles, hostels, cabañas y campings se cubren en más de un 90% y año tras año más viviendas particulares y departamentos se ofrecen en alquiler para satisfacer una demanda creciente. Dos flamantes torres sobre la avenida Jacobacci son la muestra más reciente del auge constructivo, acompañado de un acceso rutero recién habilitado y una terminal de ómnibus inaugurada hace 3 años.

Comparte la euforia por este momento el empresario Pablo Vincent, nieto de uno de los diez creadores del balneario. “Mi abuelo fue uno de los 10 o 12 loquitos que firmaron el acta fundacional el 30 de enero de 1960. Así que esto es muy reconfortante para quienes somos de acá. Ayuda a la difusión y nos insta a ver dónde estamos parados y hacia dónde vamos” sostiene el administrador de hoteles y agente turístico. Remarca que el año pasado falleció, a los 91 años, el último sobreviviente de aquella decena de padrinos del legado actual del balneario. “Cómo serían de diferentes las cosas –acota Vincent- que mientras hoy nos peleamos por estar pegados a la orilla, ellos, cuando se repartían los lotes, los que elegían primero, tomaban los más alejados del mar para evitar exponerse a los vientos”.

Si soplan desde el oeste, los acantilados ofrecen protección y cuando predominan del este o desde el mar invitan a correrse de las playas del centro hacia Piedras Coloradas o al balneario del Puerto de San Antonio Este, donde hay reparo. “Hace 4 años cuando vinimos por primera vez, no se podía estar en la playa por el viento, pero ahora el clima cambió y está bárbaro” cuenta Jorge, que llegó el 26 de diciembre desde Laboulaye y goza de “un día mejor que el otro”. Su hijo Gino, de 13 años, encuentra al lugar “muy lindo y con muchas opciones para los más chicos y los más grandes. Lo recomiendo totalmente”. La actividad nocturna es intensa y segura para los más jóvenes y los más grandes, cuentan ahora con obras de teatro de compañías nacionales. “Somos el tercer polo de atracción artística después de Mar del Plata y Carlos Paz” destaca Gutierrez.

Córdoba es una de las provincias junto a las de Cuyo, La Pampa, Chubut, Santa Cruz y Buenos Aires que más turistas aportan a Las Grutas, un balneario que en la última década dejó de ser exclusivo de los rionegrinos. En febrero, aparecen los chilenos y aquí confían en que si se completan los 100 kilómetros que faltan de la ruta nacional 23, se podría estar en 8 horas desde Puerto Montt y en 6 desde Bariloche. “Sería un antes y un después” se ilusiona Vincent. La carretera inconclusa corre paralela a la vía por la que este viernes comenzó a circular el servicio especial del Tren Patagónico, que une Bariloche con San Antonio Oeste con una formación flamante de 96 butacas fabricadas en Córdoba.

Desde el porsche de su casa familiar ubicada a 50 metros del mar, hace 35 años, Mabel Vaquero veía la costa de Piedras Coloradas, una de las joyas de la zona. Hoy, al levantar la mirada, solo aprecia una construcción tras otra, entre viviendas y locales comerciales. “Las Grutas creció muy rápido y hay que cuidarlo más. He viajado mucho y playas extensas como estas, con el agua cálida, en Europa no hay. Están llenas de piedras y no tienen esta agua tan cálida” comenta, en una pausa del diálogo con su vecina Elvira Corradi, que se acerca a las dos décadas en el balneario. “Si fuimos elegidos los mejores, aprovechemos para cuidar más la playa y así fomentar el turismo más grande” acota Elvira tras quejarse de la basura que los veraneantes dejan en la arena. Ambas coinciden en que la autonomía de Las Grutas del distrito de San Antonio Oeste, un viejo anhelo de una porción importante de la población, ayudaría a ordenar mejor la expansión de la ciudad.

Con pasión de alguien que vio crecer (y cómo) a la criatura, Vincent recuerda cuando su madre le contaba cómo llegaban por los caminos de huella al balneario virgen. O cuando de chico se juntaba con sus amigos a recoger de la playa mejillones como los que se acumulan a diario en la isla que está mar adentro y se está convirtiendo en una de las excursiones más demandadas. “Acá además de los delfines y las estrellas que son las ballenas que llegan entre agosto y octubre, vemos a diario toninas y lobos de uno y dos pelos” comenta. El Parque Submarino es otra de las atracciones, con un arrecife artificial formado en torno a un buque hundido, al que le prevén sumar otras tres embarcaciones más durante este verano. Es que como esos equipos que hacen un gol y despliegan luego su mejor juego, Las Grutas va decidida a que nadie la baje del puesto más alto que logró entre las playas del país. (Fuente: clarin.com)

Comentarios