Municipales de Río Turbio se preparan para negociar las paritarias 2019 y hay conflicto en puerta

Se presume que el gremio solicitará un 50 por ciento de aumento para no resignar ingresos. Por otra parte, la intendente  ha incorporado unas 200 personas fuera  del presupuesto, lo que  provoca un impacto ostensible en la economía del municipio y en el aumento a otorgar a la planta municipal.
martes, 16 de abril de 2019 · 08:38

Luego que en el interior de la provincia algunos municipios  cerraran la pauta salarial con sus trabajadores en el orden del 30%, el  gremio municipal de Rio Turbio se va acomodando en el escenario actual.

El sindicato que representa a la planta municipal sabe que en apenas unos días  tendrán que sentarse con el Ejecutivo a negociar el aumento salarial para este año.

Justamente este miércoles se llevará a cabo una asamblea convocada por el SOEM, donde se definirá la pretensión de los trabajadores, que se estima  en torno de un 50 por ciento para no resignar ingresos.

Todo parece indicar que la transacción no será simple ni breve.

Por otra parte hay malestar dentro del ámbito de la provincia por la incorporación de unas 200 personas fuera de la planta del presupuesto municipal.

Recordemos que al dejar la gestión Nicolás Brizuela, y por decisión del ex intendente Atanasio Pérez Osuna,  quedaron setenta monotributistas, y que al llegar Claudia Pavez a la intendencia, algunos de ellos  fueron desplazados, sin abonarles su trabajo ni respetar la duración de sus contratos y sin tener en cuenta  la situación de desvalimiento ante el hecho de no poder cobrar el trabajo realizado.

Sin embargo, las designaciones estuvieron lejos de detenerse,  hoy el municipio cuenta con 197  contratos de monotributos  y contratos eventuales. Esto arroja un número cercano a los  4 millones de pesos, que estarían fuera del presupuesto destinado a  la Municipalidad de Rio Turbio

A esa suma hay que agregarle las realizadas en el Concejo Deliberante  por Samir Zeidán que hoy cuenta con alrededor de 17 asesores entre contratos monotributistas y designaciones políticas.

Por consiguiente esta situación genera  preocupación en la provincia ya que al incremento salarial que solicitará el Sindicato Municipal hay que agregar las nuevas  designaciones, lo que  provoca un impacto más que ostensible en la economía del municipio.

En consecuencia es una situación compleja, si recordamos los hechos que desencadenaron la llegada de Claudia Pavez a la intendencia, que produjeron una presentación ante la justicia y la falta de la designación del quinto concejal.

Trascendidos indican que el cincuenta por ciento de los contratos monotributistas  serán revisados, en función de la partida económica que deberá ser destinada al aumento de los trabajadores municipales. (Fuente: Patagonia Nexo)