Calafate: Mortandad de cisnes tendría origen en una bacteria

Para el Consejo Agrario Provincial el ataque de perros no es la principal causa de la mortandad de cisnes. El caso había sido denunciado por personal de la reserva natural que es manejada por la Universidad Nacional de la Patagonia Austral.
viernes, 26 de abril de 2019 · 20:13

Con un comunicado público la delegación de El Calafate del Consejo Agrario Provincial (CAP) informó que junto a personal del SENASA se encuentra recuperando ejemplares de Cisnes de Cuello Negro y Coscoroba, que se encontraban muertos o heridos en alrededores de reserva natural Laguna Nimez y a lo largo del humedal calafateño, zona del paseo costero a pocas cuadras del centro de la ciudad.

El caso había sido denunciado por personal de la reserva natural que es manejada por la Universidad Nacional de la Patagonia Austral, argumentando que la mortandad de cisnes estaba siendo dada por el ataque de perros sueltos que ingresan a la reserva. (VER NOTA).

Ahora el CAP informó que “aunque se han detectado ataques de perros, no es la causa principal de las muertes, ya que muchos de los especímenes no presentaban heridas, tenían un estado nutricional muy malo y los que se rescataron vivos presentaban debilidad y en algunos casos incoordinación”.

La explicación del organismo provincial es que en la zona no hay tanto alimento para una cantidad inusitada de cisnes que se ha dado en la zona.

“Este año se ha dado un número excepcional de cisnes en la bahía (más de 1200, cuando el promedio es de 250 aproximadamente) por lo que la búsqueda de alimento por esta especie se ha desplazado a zonas donde normalmente no se alimentaban”.

La hipótesis del Consejo Agrario es que por ciertas condiciones climáticas y ambientales se ha dado la proliferación de una bacteria de la familia de los clostridios, que es flora normal del suelo, que en estas condiciones genera una toxina que puede ser ingerida por los cisnes que se alimentan en el lugar. La sospecha será confirmada con resultados de análisis.

“La mayoría de los cisnes encontrados son adultos jóvenes (menores de 4 años) que en general forman grupos aparte de los adultos, siendo desplazados por los mismos de las zonas de mejor alimento”, agrega el comunicado conocido por ahoracalafate.com.ar

Para la idea de los profesionales hay una conjugación de factores. “Por la falta de alimento y posible presencia de esta bacteria, presentan debilidad y/o incoordinación que puede llevar a la muerte, siendo también presa fácil ante el ataque de perros”.