Poderoso empresario santacruceño acusado por su hermano de lavar $500 millones del kirchnerismo

Según el testimonio de Jorge Cifuentes, su hermano Mario, dueño de la petrolera OPS, fue 'un gran lavador de plata del gobierno kirchnerista'.
martes, 16 de julio de 2019 · 09:02

El empresario petrolero santacruceño y dueño de la compañía OPS, Mario Cifuentes, conocido como el “nuevo Lázaro Báez” fue
apuntado por su hermano, Jorge, quien lo acusa de “lavar” unos US$ 500 millones presuntamente recibidos de los expresidentes Néstor y Cristina Kirchner. “Es un gran lavador de plata”, señaló.

“Mi hermano me va a mandar a matar porque lo estoy denunciando”, dijo Cifuentes al ser entrevistado en el programa La Cornisa de Luis Majul (América TV). “Es un mafioso corrupto. Los negocios de la corrupción los armó para el kircherismo a través del senador Nicolás Fernández y con Osvaldo Sanfelice, el socio de Máximo Kirchner a quien conoce de toda la vida en Caleta Olivia”.

Mario Cifuentes haría armado una red de más de 20 empresas en la Argentina, España y Argelia que habrían servido para sacar dinero negro, según reveló su hermano. “Él decía que el dinero era de Néstor y Cristina Kirchner. Pero me consta que parte de ese dinero era de Nicolás Fernández”, dijo el hermano del empresario.

Según Cifuentes, su hermano tenía "un avión importante" que tuvo "varios despegues de un aeropuerto de acá (San Fernando) en Provincia. Se iba a Uruguay y venía. De San Fernando iba y venía. Qué iba a hacer y qué llevaba, no tengo idea, pero podía llevar cualquier cosa". "Cuando Néstor muere, la ex presidenta no tenía idea de los negocios de Néstor. Y esto es real, contado
por el entorno de ellos: empezaron a manotear todo, creían que terminaba la joda".

El nombre de Cifuentes aparece en causa judicial que investiga el juez federal de Dolores, Alejo Ramos Padilla, como una de las víctimas de las extorsiones que se le imputan al falso espía Marcelo D'Alessio. Según su hermano, en “los asados familiares” Mario se jactaba de ser más rico que Lázaro Báez y de ser “amigo de Néstor”.

El empresario de 57 años acusado por su hermano, es señalado por su notable “éxito” empresarial: criado en Caleta Olivia, trabajó como lustrabotas, canillita, quiosquero, heladero y empleado gastronómico. Desde 2005, tras hacer buenos contactos con YPF y Petrobras, llegó a amasar una fortuna de 1.800 millones de pesos por año, con casi 2.000 empleados y una expansión comercial
con foco en Vaca Muerta pero que incluyó rutas y desarrollos inmobiliarios.

En 2016, Cifuentes negó tener contacto directo con la familia Kirchner: “Yo nunca trabajé con el kirchnerismo. Ni el de Néstor ni el de Cristina. Ni con el macrismo ni con el delaurrismo. Yo trabajé en la actividad privada, siempre. A mí me fue muy bien antes de Kirchner, en la época de Duhalde y en la primera etapa de Kirchner”. Sin embargo, en una entrevista con el diario Rio Negro,
reconoció  ser amigo de Sanfelice, que recientemente fue señalado por una investigación de Margarita Stolbizer como "socio oculto" de Cristina Kirchner. Por otra parte, “A mí me estaba yendo bien y paralelamente Kirchner toma la presidencia y le va bien”, relató.
“A él no lo conocí personalmente, pese a ser coterráneo. Nunca le hice un trabajo en Santa Cruz. Mi padre era un emblema radical. Yo soy afiliado radical, lo que no quiere decir que sea político”. “Cuando peor nos fue es cuando el kirchnerismo tuvo injerencia en las empresas”, agregó el empresario.

Este año, el periodista Daniel Santoro (Clarín) estimó, sin embargo, que la empresa OPS fue beneficiaria de contratos por 3.000 millones de dólares que el gobierno de Cristina Kirchner le dio con YPF (antes y después de su reestatización), con Vialidad Nacional y con Yacimientos Carboníferos de Río Turbio. (Fuente: perfil.com)