Los trabajadores de Textil Río Grande expresan todo su dolor por el compañero fallecido

Se manifiestan frente a la planta. La familia anunció que donarán los órganos del operario fallecido hoy, luego de sufrir un accidente cerebro vascular mientras marchaba frente al ministerio de Trabajo.
miércoles, 15 de julio de 2020 · 22:35

 

Operarios y empleados de la fallida Textil Río Grande se convocaron en masa esta tarde frente a la planta fabril para continuar reclamando y expresar su dolor por el fallecimiento de su compañero, Roberto “Tatte” Carbonelli.

El trabajador, de 38 de edad, se desempeñaba desde hace 18 años en la fábrica textil y sufrió una descompensación el miércoles pasado en el marco de un reclamo que los operarios llevaban adelante frente al ministerio de Trabajo. Hoy se anunció su deceso.

Sufriendo el drama de su compañero fallecido en el marco de la lucha por sus derechos y ya con la confirmación de que la patronal ha decidido no reiniciar actividades, los trabajadores siguen reclamando el pago de sus salarios.

Al tiempo que anunciaron que la familia de Carbonelli ha decidido donar los órganos, advirtieron que continúa la campaña solidaria para ayudarlos económicamente.

“Hemos quedado atónitos, no lo podemos creer, pero va a ser una manera más de seguir en la lucha con su legado, ahora más que nunca por él y su familia”, expresó el delegado gremial Walter Hernández, apostado frente a la cerrada planta fabril.

“Su esposa nos ha pedido que no cejemos en la lucha, ella piensa iniciar acciones legales contra la empresa, nosotros le vamos a conseguir todas las herramientas para que lo haga”, expresó el dirigente. Convocando a aportar a la campaña solidaria por la familia de Carbonelli, subrayó que “La urna va a seguir estando en la carpa, la familia necesita ayuda más que nunca, seguimos invitando a la comunidad a que se acerque a colaborar”.

El futuro

Al respecto de los objetivos planteados de ahora en más, Hernández puntualizó que “Solamente queremos que nos paguen el 100 por 100 de nuestro salario y que cierren las puertas para siempre”.

Rebelándose entre el dolor y la indignación, admitió que “Ya nadie quiere trabajar para esta empresa, pedimos el repudio de toda la comunidad contra estos empresarios”. “Que el repudio sea tan fuerte en las calles que si tienen un poco de alma, que cierren para siempre”, propició el gremialista.

“Van cuatro meses que nos vienen desgastando, que sea producto de todo esto, del estrés que venimos atravesando, no puede ser que una protesta se extienda por meses con este final tan funesto”, deploró.

Con el reclamo pendiente por la deuda salarial, Hernández anunció que las marchas de protesta continuarán con nuevas actividades: “Vamos a estar organizando una marcha de todos los trabajadores de la ciudad, en repudio a Textil Río Grande y a todos los que toman este tipo de decisiones empresarias”.

“No vamos a aflojar, estamos más fuertes que nunca, por su familia, vamos a intensificar las marchas y las acciones, necesitamos una respuesta urgente, no queremos que le pase a ningún compañero más”, cerró el dirigente.

 

Radio Fueguina